Que el dolor no te traiga de cabeza. Consejos nutricionales para frenar las migrañas

    Que el dolor no te traiga de cabeza. Consejos nutricionales para frenar las migrañas © Depositphotos.com/Xalanx

    Las migrañas o dolores de cabeza intensos no son moco de pavo.

    No sólo conllevan en la persona que las sufre un malestar físico continuado, sino que dificultan en gran medida el rendimiento adecuado en el trabajo o la realización de actividades cotidianas, como pasar un día en familia.

    Que el dolor no te traiga de cabeza. Consejos nutricionales para frenar las migrañas

    Las migrañas constituyen la dolencia que con más frecuencia aquejan los pacientes que consultan por dolor.

    De hecho, el 70-80% de la población padece o ha padecido cefaleas con mayor o menor periodicidad. Existe una clara asociación entre la migraña y diversos factores dietéticos (hasta en un 38%).

    En estos factores se centra este siguiente artículo.

    Factores dietéticos que predisponen a las migrañas

    - Las dietas en las que se impone un ayuno prolongado varias veces a la semana pueden provocar una crisis de migraña.

    El ayuno provoca una hipoglucemia (bajada en los niveles de azúcar), por lo que aumentan la liberación de las llamadas “hormonas del estrés”, entre las que se encuentran la adrenalina y el cortisol.

    Éstas propician una hiperactividad del sistema simpático, que provoca la cefalea.

    - El consumo de bebidas alcohólicas es un factor precipitante de la cefalea. La dolencia se produce normalmente en las dos primeras horas tras la ingestión (coincidiendo con la tasa máxima de alcoholemia).

    El alcohol es un vasodilatador, es decir, dilata los vasos sanguíneos, provocando un descenso en la presión arterial.

    Para compensar dicho descenso, el sistema nervioso simpático aumenta su actividad con la consiguiente constricción de los vasos sanguíneos, desencadenante de la cefalea.

    - Los condimentos y conservantes de determinados productos alimentarios pueden propiciar las migrañas. Me refiero a los nitritos y al glutamato monosódico.

    Los nitritos son los responsables en gran medida de la llamada “cefalea del perrito caliente”, provocada por los que se añaden a los productos cárnicos para mejorar su coloración.

    Con ellos aparecen unos dolores intensos y a pulsos (la llamada cefalea pulsátil).

    - Por otra parte, el glutamato monosódico es el responsable del llamado “síndrome del restaurante chino”, que se observa en un 30% de las personas que consumen alimentos con condimentos de la cocina china (en los que se emplea glutamato monosódico).

    El cuadro que aparece se caracteriza por cefalea, náuseas, vómitos y diarrea. Este mecanismo de acción del glutamato todavía es incierto.

    - La cafeína puede provocar o aliviar la cefalea, según de qué persona se trate.

    El consumo habitual de café puede dar lugar a “la migraña del fin de semana” si durante éste se interrumpe la ingesta del mismo.

    - Se han citado como desencadenantes de la migraña otros alimentos como el chocolate (sin embargo, un estudio de Marcus y cols. descarta esta asociación), queso, comidas grasas, tomates, cebollas, naranjas, frutos secos y huevos.

    Pero se debe tener en cuenta que, en la práctica, estas asociaciones seguramente están sobrevaloradas.

    - Con respecto a la influencia de otros nutrientes, la riboflavina (vitamina B12) parece ser eficaz a la hora de prevenir los ataques de migraña.

    También se ha atribuido una acción similar al magnesio, pero los datos de que se dispone en la actualidad parecen ser contradictorios con respecto a esta afirmación.

    En resumen, la adecuada organización en el horario de comidas y la evitación de ayunos prolongados y de alcohol parecen factores útiles en la prevención de las cefaleas.

    Alimentos como el chocolate, queso y otras comidas grasas, condimentos y conservantes pueden ser desencadenantes del problema, pero el responsable concreto debe establecerse en cada caso.

    Si observas que los dolores persisten, es recomendable que acudas a un profesional que te realice las pruebas necesarias y descarte posibles desencadenantes. 

    ¡Compártelo si te ha gustado!

     
    Go to top