Cocinar para uno

    Cocinar para uno © Depositphotos.com/Franckito

    Cocinar para uno no tiene por qué significar solamente calentar un plato precocinado.

    La comida para llevar o envasada puede ser la opción más fácil cuando vas a comer solo, pero alimentarte de esta manera de forma regular puede conducir a muchos problemas de salud, como ya comentamos en el artículo “Cinco trucos sencillos y saludables para solteros”.

     Incluso si no eres un gran cocinero, puedes aprender a alimentarte de forma sabrosa, nutritiva y con bajo coste.

    Cocinar para uno

    Es importante la creación de un plan de comidas para la semana, puesto que será más fácil que prepares de esta manera comidas saludables.

    El plan también te ayudará a asegurarte de que tienes todos los ingredientes a mano cuando estés listo para cocinar.

    Existen, también, trucos como cocinar para varias veces, ser creativos con las sobras y utilizarlas como ingredientes adicionales.

    Menú semanal para una persona

    A continuación se muestra un ejemplo de menú para una semana:

     

    Lunes

    Martes

    Miércoles

    Jueves

    Viernes

    Sábado

    Domingo

    Desayuno

    Pan francés

    Fruta y cereales de avena

    Cookies caseras

    Batido de fresas con cacao en polvo y leche

    Leche de avena y muesli

    Batido de yogurt con arándanos y  miel

    Pan francés

    Comida

    Ensalada de  cuscús

    Sándwich de atún

    Arroz frito con verduras

    Crema de calabacín y patata

    Ensalada de cuscús

    Sándwich de pollo

    Ensalada completa aderezada con yogurt

    Cena

    Ensalada de atún

    Arroz con verduras, pollo y piña

    Quesadillas

    Pastel de carne con patatas y brócoli

    Pasta con gambas y perejil

    Pizza vegetal

    Salmón con salsa

    de soja y miel

    - RECETAS -

    Pan francés

    Ingredientes:

    Una cucharada de aceite

    Un huevo

    Un vaso de leche

    Una pizca de sal

    Dos rebanadas de pan

    Instrucciones:

    Batir el huevo con  la leche, la vainilla y la sal en un tazón. Remojar las rebanadas de pan en el líquido hasta la saturación en ambos lados (dos minutos por cada lado). Colocar  en una sartén a fuego medio. Añadir el aceite de oliva a la sartén. Colocar el pan en la sartén y cocinar hasta que esté dorado en la parte inferior. Voltear y cocinar en el otro lado hasta que también se dore. Servir con  mermelada, crema de cacao  o miel.

    Ensalada de cuscús

    Ingredientes:

    Una taza de cuscús crudo

    Una cucharadita de sal

    Verduras picadas (pepino, pimientos, remolacha)

    Queso rallado

    Una cucharada de aceite de oliva

    Instrucciones:

    Hervir medio vaso de agua y poco a poco agregar el cuscús y la sal. Retirar del fuego, tapar y dejar reposar durante cinco minutos. Preparar las verduras mientras se espera. Añadir todos los ingredientes y aderezos. Mezclar suavemente. Comer caliente o refrigerar tapado y servir frío.

    Quesadillas

    Ingredientes:

    Dos cucharadas de aceite

    Media lata de atún

    Dos tortillas de trigo integral

    Queso rallado

    Verduras cocinadas(Que sobren de otras comidas)

    Instrucciones:

    Verter el aceite en una sartén y freír en medio una tortilla. Girar a fuego medio-bajo. Espolvorear la mitad del queso uniformemente sobre la tortilla. A continuación, añadir el atún y las verduras uniformemente a lo largo y al final con la otra mitad del queso. Colocar la otra tortilla encima y verter otra cucharadita de aceite en la parte superior. Cuando la tortilla inferior se dore, dar la vuelta suavemente y dejar cocer hasta que la otra esté también dorada. Cortar en cuartos y servir.

    Estos ejemplos sencillos y creativos te garantizarán el entretenimiento, rompiendo con la monotonía de los alimentos preparados y complaciendo hasta los paladares más exquisitos.

    ¡Compártelo si te ha gustado!

     
    Go to top