¿Son seguras las bebidas energéticas?

    ¿Son seguras las bebidas energéticas? © Depositphotos.com/Scanrail

    Últimamente las bebidas energéticas han estado recibiendo una gran cantidad de mala prensa, pero paradójicamente su popularidad ha crecido entre los más jóvenes.

    Existe una gran cantidad de productos estimulantes de la energía en el mercado, y lo realmente preocupante es la facilidad de acceso a los mismos por parte de los menores.

    De hecho, se han incrementado los incidentes debido a los peligrosos efectos secundarios que conlleva consumir demasiadas bebidas energéticas.

    ¿Son seguras las bebidas energéticas?

    Principales problemas de su consumo

    A continuación te muestro los problemas que pueden surgir debidos a un consumo elevado de bebidas energéticas:

    - Problemas cardíacos

    Las bebidas energéticas contienen elevadas dosis de cafeína y taurina que no sólo aumentan la presión arterial, sino que además estimulan el sistema nervioso central liberando adrenalina.

    El consumo excesivo de cafeína puede llevar a la arritmia y a latidos irregulares del corazón, lo que puede dar lugar a varias complicaciones de salud.

    Si encima estas bebidas son mezcladas con alcohol, el cóctel resultante puede producir consecuencias fatales para la salud.

    - Diabetes tipo 2

    Debido a que muchas bebidas energéticas también son muy altas en azúcar, con el tiempo pueden dañar a las células productoras de insulina del páncreas, lo que conduce a la diabetes tipo 2.

    - Nerviosismo e insomnio

    El exceso de cafeína de las bebidas energéticas hace que algunas personas se alteren e inquieten. Esto puede interferir en la realización de las tareas diarias o causar problemas emocionales.

    Un estudio realizado en Australia determinó que incluso el consumo de sólo una bebida energética de 250 mililitros puede aumentar la ansiedad en los hombres jóvenes.

    Las bebidas energéticas hacen un buen trabajo de mantener a la gente despierta, pero cuando se abusa de ellas pueden producir insomnio.

    Esta falta de sueño causa problemas de funcionamiento, y puede ser peligrosa para conducir o para realizar otras tareas pesadas de concentración.

    - Vómitos y deshidratación

    Consumir demasiadas bebidas energéticas puede causar vómitos. Si son frecuentes, pueden provocar la erosión y la deshidratación del ácido de los dientes y el esófago.

    Además, la cafeína actúa como un diurético, por lo que hay que tener precaución de mantener el cuerpo lo suficientemente hidratado.

    - Adicción

    Algunas personas, especialmente los jóvenes sin supervisión, pueden llegar a ser adictas a la cafeína y a las bebidas energéticas.

    Esto puede conducir a la falta de funcionamiento normal cuando no se puede consumir la bebida, sumando el estrés adicional de tener que comprar varias bebidas energéticas diarias.

    La clave reside en la moderación y la educación a los más pequeños. La cafeína y otros ingredientes de estas bebidas son medicamentos y deben ser respetados.

    Los consumidores deben ser conscientes de la cantidad de cafeína que se encuentra en una bebida o en cualquier producto, y los padres necesitan saber exactamente lo que sus hijos beben y hablar con ellos acerca de lo que es seguro.

    ¡Compártelo si te ha gustado!

     
    Go to top