Estefanía Mónaco Gerónimo

Psicóloga

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”

Miguel de Cervantes

Aparte de la Psicología, siempre me ha gustado escribir, y me parece una buena forma de comunicarme.

Con los artículos que escribo intento transmitir a los lectores, de forma clara y sencilla, información útil para el día a día.

Me siento satisfecha sólo con que una persona se interese, reflexione, aprenda o cambie de actitud gracias a algún artículo mío.

No es novedad que hay mucho “copia y pega” en Internet. Huyendo de eso, me comprometo a redactar siempre contenidos nuevos, elaborados en base a mis propios aprendizajes, experiencias y pensamientos. 

De ahí que, probablemente, mi sesgo personal estará plasmado en los artículos que escribo. Si se trata de un punto a favor o en contra, lo decidirá el lector.

Puedes encontrar mis artículos sobre Psicología en los distintos apartados de esta web, concretamente en las áreas de “En Pareja”, “Con Hijos” y “Sexualidad”.

Si deseas proponerme cierta temática, realizar alguna crítica o expresarme tu opinión, puedes escribirme a estefaniamonaco@elportaldelhombre.com, o bien comentar directamente en el apartado “Comentarios” debajo de cada artículo. 

RRSS Facebook   RRSS Twitter   RRSS Google

Es un error creer que la depresión sólo puede darse en adultos, que los niños no tienen problemas lo suficientemente graves como para caer en una depresión.

Los pequeños también pueden sufrir depresión, aunque sus síntomas son diferentes a los de los los mayores.

Una de las características que poseen las parejas felices y duraderas es una intimidad rica y elaborada entre ambos. La interacción íntima supone la relación con la otra persona empleando un sistema de signos y señales que es único y diferente del que se usa en otro tipo de interacciones sociales.

Intimidad compartida significa coincidir en un espacio común, en el que ambas personas se encuentran conectadas por un nexo particular.

Christopher es un adolescente de quince años con una percepción diferente de la vida.

Sus maestros le han explicado cómo distinguir una cara alegre de una triste y qué significa cada una, así que ahora ya puede comprenderlas cuando las reconoce en alguien de su entorno.

Le molesta que invadan su espacio físico, en especial si es alguien desconocido. Observa a los extraños durante largo rato hasta comprobar que no suponen un peligro.

Hay ocasiones en las que el ritmo de vida que muchos llevamos hoy en día -en el que ya no sabemos si trabajamos para vivir o vivimos para trabajar- no nos permite dedicar el tiempo que nos gustaría a algunas cosas muy importantes en la vida, como nuestra familia.

Entre las horas de trabajo de los padres, las horas de colegio (y de extraescolares) de los hijos, sumando las actividades obligatorias al llegar a casa y demás responsabilidades…

¿Qué hacer cuando el horario de los padres y el de los hijos no coincide más que un pequeño rato al día, con suerte?

Si ya has leído “¿Fracasan todas tus relaciones? Analiza tu apego” y has conseguido identificar, de forma orientativa, tu estilo personal de apego, puede que te resulte curioso saber cómo se relaciona el tipo de apego de cada persona con su forma de ser en el terreno sexual.

Página 8 de 16

Lectura recomendada

Go to top