Estefanía Mónaco Gerónimo

Psicóloga

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”

Miguel de Cervantes

Aparte de la Psicología, siempre me ha gustado escribir, y me parece una buena forma de comunicarme.

Con los artículos que escribo intento transmitir a los lectores, de forma clara y sencilla, información útil para el día a día.

Me siento satisfecha sólo con que una persona se interese, reflexione, aprenda o cambie de actitud gracias a algún artículo mío.

No es novedad que hay mucho “copia y pega” en Internet. Huyendo de eso, me comprometo a redactar siempre contenidos nuevos, elaborados en base a mis propios aprendizajes, experiencias y pensamientos. 

De ahí que, probablemente, mi sesgo personal estará plasmado en los artículos que escribo. Si se trata de un punto a favor o en contra, lo decidirá el lector.

Puedes encontrar mis artículos sobre Psicología en los distintos apartados de esta web, concretamente en las áreas de “En Pareja”, “Con Hijos” y “Sexualidad”.

Si deseas proponerme cierta temática, realizar alguna crítica o expresarme tu opinión, puedes escribirme a estefaniamonaco@elportaldelhombre.com, o bien comentar directamente en el apartado “Comentarios” debajo de cada artículo. 

RRSS Facebook   RRSS Twitter   RRSS Google

Isabel acude a consulta preocupada por su situación familiar. Hace cuatro años se divorció de su ex marido, y desde entonces ha vivido sola con su hijo Óscar, de 12 años.

Ambos han tenido siempre una relación muy estrecha: tenían muy buena comunicación y lo hacían prácticamente todo juntos. Pero ahora todo parece haber cambiado.

¿Has oído alguna vez aquello de: “No es lo mismo construir sobre roca que sobre arena”?

Si construyes tu casa sobre arena, es probable que con los primeros vientos y tormentas se derrumbe, ya sea de golpe o poco a poco.

Sin embargo, si la construyes sobre roca, estará mejor preparada para resistir los temporales, y se verá menos afectada cuando lleguen. Evidente, ¿verdad?

Ahora traslademos la metáfora a las relaciones de pareja… ¿Te has planteado alguna vez cómo están los cimientos de tu relación? ¿La habéis edificado sobre roca o sobre arena?

Para facilitar este autoanálisis de tu pareja, te propongo que continúes leyendo sobre los tres pilares fundamentales sobre los que se construye una relación de pareja equilibrada.

Marta es madre de dos hijas. Acude a consulta preocupada por la mayor, de 14 años: últimamente está teniendo comportamientos diferentes que alteran a sus padres.

Está todo el tiempo absorta con el móvil y no permite que nadie lea lo que escribe, y se niega a responder cuando le preguntan con quién habla. Se encierra en su habitación largo rato, y se pone exageradamente nerviosa si se la interrumpe. Su hermana pequeña la vio haciéndose selfies en el baño al salir de la ducha.

Sí, podría tratarse de comportamientos normales de una recién estrenada adolescente... o podría tratarse de un caso de grooming.

¿A menudo tu hijo exclama que se aburre, y eso te pone de los nervios?

Algunos padres se sienten culpables por no saber “solucionar” el aburrimiento de sus hijos, sobre todo por no tener tiempo o energías para ponerse a jugar con él en ese momento.

Además, la mayoría de adultos no comprendemos el aburrimiento de los niños. ¡Si lo tienen “todo”!: cientos de juguetes, la imaginación de una mente infantil, el tiempo libre que de mayores tanto anhelamos… ¿Cómo pueden aburrirse?

Los cuentos son una forma de comunicación. Leer cuentos a los niños, a los más pequeños y a los no tan pequeños, tiene muchas ventajas.

Leer y escuchar cuentos no sólo ayuda a los niños a desarrollar su lectura, su vocabulario y su capacidad verbal, sino que también despierta su imaginación.

En general, los cuentos fomentan su intelecto. Pero eso no es todo. Los cuentos tienen un papel muy importante en la infancia; un papel que, por cierto, muchos adultos desconocen.

Página 5 de 16

Lectura recomendada

Go to top