Estefanía Mónaco Gerónimo

Psicóloga

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”

Miguel de Cervantes

Aparte de la Psicología, siempre me ha gustado escribir, y me parece una buena forma de comunicarme.

Con los artículos que escribo intento transmitir a los lectores, de forma clara y sencilla, información útil para el día a día.

Me siento satisfecha sólo con que una persona se interese, reflexione, aprenda o cambie de actitud gracias a algún artículo mío.

No es novedad que hay mucho “copia y pega” en Internet. Huyendo de eso, me comprometo a redactar siempre contenidos nuevos, elaborados en base a mis propios aprendizajes, experiencias y pensamientos. 

De ahí que, probablemente, mi sesgo personal estará plasmado en los artículos que escribo. Si se trata de un punto a favor o en contra, lo decidirá el lector.

Puedes encontrar mis artículos sobre Psicología en los distintos apartados de esta web, concretamente en las áreas de “En Pareja”, “Con Hijos” y “Sexualidad”.

Si deseas proponerme cierta temática, realizar alguna crítica o expresarme tu opinión, puedes escribirme a estefaniamonaco@elportaldelhombre.com, o bien comentar directamente en el apartado “Comentarios” debajo de cada artículo. 

RRSS Facebook   RRSS Twitter   RRSS Google

De forma cotidiana, es habitual que las personas usemos pequeñas mentiras u ocultemos algunas verdades que no es necesario sacar a relucir.

Esas pequeñas mentiras están presentes en nuestra relación con los demás, a veces incluso de forma inconsciente, y las solemos denominar “mentiras piadosas” (piadosas hacia el otro, por ejemplo para no herir su sensibilidad, o piadosas hacia nosotros mismos, para evitar quedar mal ante alguien o para ensalzar nuestras virtudes).

A pesar de estas pequeñas distorsiones de la realidad (más o menos frecuentes dependiendo de la persona), no nos calificaríamos de mentirosos ni lo consideraríamos un engaño grave.

¿La monotonía, la rutina y el aburrimiento se están adueñando de tu relación de pareja? ¡No lo permitas! Hay muchas formas de llevar la cotidianidad de una manera divertida y dinámica.

¿Cómo hablar con los hijos sobre sexo?

Hasta hace no mucho tiempo, la sexualidad era un tema tabú para la sociedad, y también en el seno de la familia.

Por el contrario, hoy en día la mayoría de padres son conscientes de la importancia de hablar con sus hijos sobre sexo, y están bien predispuestos a hacerlo… pero no saben exactamente cómo.

¿Cuál es la mejor edad para empezar a hablar de sexo? ¿Qué decir y qué no decir? ¿Cómo decirlo?

En este artículo repasaremos las principales pautas que los padres deben conocer para hablar con sus hijos (niños y adolescentes) sobre sexualidad sin necesidad de pasar un mal trago.

Lucía, de quinto de primaria (11 años), como la gran mayoría de niños, pasa tres cuartos de su día en el colegio: de 9 de la mañana a 5 de la tarde. Asiste a dos actividades extraescolares: baloncesto y canto.

Lucía pasa cada vez más tiempo haciendo las tareas y estudiando, llegando algunas veces a acostarse de madrugada para conseguir acabarlos.

Seguir a Estefanía Mónaco:TwitterFacebook

Cuentos sobre valores: "En SILENCIO nadie se entiende"

Marcos siempre había sido un niño muy curioso. Ya desde pequeño, lo que más le gustaba era bajar a la calle a explorar. Podía pasarse horas y horas recorriendo todos los rincones de su pequeño pueblo, y lo más divertido era que siempre descubría algún detalle nuevo que no había visto antes.

La historia que quiero contarte sucedió una tarde de primavera. Y bueno, la verdad es que Marcos no estaba haciendo nada especial esa tarde. Al fin y al cabo era un niño de diez años bastante normal; tampoco es que estuviera viviendo aventuras interesantes a todas horas… eso sólo pasaba en los videojuegos.

Esa tarde de primavera, Marcos estaba en su habitación haciendo deberes de matemáticas. Estaba muy concentrado: ¡Cuarto de primaria ya no era ninguna tontería!

Página 4 de 16

Lectura recomendada

Go to top