Más “hay que” y menos “es que”. Gracias, Manolo Coloma, por darnos el comienzo de este artículo.

Su charla interesantísima en el Job Day de Valencia hablaba sobre valores como el compromiso. En un momento determinado Coloma dijo, con toda su fuerza, que:

 

Hay que educar a los hijos y conseguir que en el equipo de trabajo se deje de decir ‘es que’ y se traduzca en ‘hay que’.

 

La frase resume la idea que os queremos transmitir sobre la importancia de educar en valores.

En estos días en que las calles se llenan de luces, las mesas de gambas y turrones, las tiendas de gente que busca “algo” que regalar, los móviles de vídeos y felicitaciones, yo me pregunto… ¿siguen vigentes los valores navideños?

A un hombre se le mide por sus valores, no por sus riquezas.

¿No soportas que tus compañeros lleguen tarde al trabajo? ¿Discutes continuamente con tu pareja porque es muy desordenada? ¿Serías incapaz de perdonar una infidelidad? ¿No hay nada más importante que las comidas en casa de tu madre?

Puede que la puntualidad, el orden, la lealtad o la familia sean valores fundamentales para ti.

Página 3 de 3

 

 

Go to top