Como-vencer-el-desamor

Anorexia y bulimia sexual

    Anorexia y bulimia sexual © Depositphotos.com/Tankist276

    La anorexia y la bulimia sexual son conceptos extraídos de los trastornos alimentarios.

    En el primero, el cual se estima padecido por casi un tercio de la población, se produce una renuncia al sexo, mientras que en el segundo se produce un abuso compulsivo del mismo.

    Anorexia y bulimia sexual

    Estos conceptos siempre han estado relacionados con problemas en la alimentación y en la imagen personal.

    Sin embargo, la explicación y la esencia de estos términos han dado lugar a otros vinculados al ámbito sexual.

    ¿Qué es la anorexia sexual?

    Si hablamos en términos de trastornos alimentarios, la anorexia es el rechazo y el miedo a engordar, aun cuando el peso es normal o incluso bajo, acompañado de una alteración de la percepción de la imagen corporal de la persona.

    En el sexo, la explicación podría ser muy similar. La anorexia sexual implica una evitación total del sexo por parte de la persona, ya sea por miedo o ansiedad, debido a experiencias traumáticas o aprendizajes erróneos sobre sexo.

    De igual modo, también hay temor a mostrarse a otra persona, o a implicarse física o emocionalmente con ella.

    Como se puede ver, no sólo se trata de un trastorno que conlleva emociones de vergüenza y miedo, sino que acaba degenerando en problemas de aislamiento y de relación social e incluso en conductas agresivas y hábitos adictivos.

    Igual que en la anorexia como trastorno alimentario, la persona suele tener un perfil de baja autoestima (se ve defectos constantemente), dependencia (de su pareja, por ejemplo, la cual temen perder), perfeccionismo (se exige mucho a sí misma), pensamientos obsesivos…

    ¿Qué es la bulimia sexual?

    Aunque no podríamos hablar del otro extremo, la bulimia sí tiene ciertas características contrarias.

    En relación al término alimentario, la bulimia implica dos conductas: la primera es la presencia de atracones de comida, con ingestas descontroladas y muy abundantes; la segunda es la presencia de conductas compensatorias, como la provocación del vómito, el ayuno, el ejercicio excesivo, el uso de laxantes, etc.

    La bulimia sexual comparte ese factor compulsivo, ya que se refiere al mantenimiento de relaciones sexuales, esporádicas y en gran número, seguidas de un periodo de abstinencia sexual.

    En este caso el miedo no es a la relación sexual en sí, sino a la posibilidad de la relación íntima con la persona.

    Como ocurre con la bulimia en el ámbito alimentario, el sentimiento de culpa tras el atracón, en este caso sexual, es lo que provoca la conducta de abstinencia como mecanismo de compensación a lo realizado.

    Se trata, por tanto, de un círculo conductual en el que la persona siente esa ansiedad y deseo de mantener relaciones sexuales y se produce ese “atracón”, pero posteriormente se siente culpable y angustiada, con lo que está un periodo prolongado de tiempo sin sexo.

    ¿Qué se puede hacer ante la anorexia y la bulimia sexual?

    Ambos problemas sexuales son difíciles de tratar, ya que implican una personalidad y un estilo de pensamiento muy marcado y arraigado, por lo que es complicado modificar esas ideas perfeccionistas.

    Además, muchas de las personas que padecen estos trastornos no tienen conciencia del mismo, y ya se sabe que el primer paso para ponerle fin a un problema es saber que se tiene un problema.

    No obstante, es necesario el trabajo con un psicólogo que ayude a ver las posibles causas de dicho trastorno y tratar conjuntamente de ponerle solución al mismo.

    No será fácil ni instantáneo, pero el cambio se puede producir y el miedo se puede perder poco a poco, con el fin de disfrutar de las relaciones sexuales, sociales e íntimas con los demás.

    Como-vencer-el-desamor

    ¡Compartir es vivir!

     
    Go to top