Como-vencer-el-desamor

Descubre las 10 claves de una vida sexual satisfactoria

    Descubre las 10 claves de una vida sexual satisfactoria © Depositphotos.com/Aarrttuurr

    La mayoría de parejas opinan que un buen sexo es uno de los pilares fundamentales para que una relación funcione. Sin embargo, la chispa no se mantiene sola: ambos miembros de la pareja han de implicarse activamente.

    En este artículo conocerás las 10 claves que puedes poner en práctica para que vuestra vida sexual continúe siendo sana y satisfactoria, sin importar el tiempo que llevéis juntos.

    Descubre las 10 claves de una vida sexual satisfactoria

    ¿Por qué es importante el sexo?

    Cierto es que hay muchas cosas más aparte del sexo: el cariño, la intimidad, el compromiso, la diversión, la complicidad… Sin embargo, el sexo es un momento sólo para vosotros, un espacio en el cual confluye mucho de lo anteriormente nombrado.

    El sexo sirve para comunicarse, para compartir emociones, para crear vínculo, para regalar disfrute y dejarse llevar. Además, el placer que nos genera el sexo ayuda a nuestro bienestar físico y psicológico.

    Aun así, cada persona valora el sexo de una forma diferente. Mientras que para algunos es prioridad, para otros es habitualmente prescindible, o incluso rechazado.

    Cada individuo tiene su historia personal única en relación con la sexualidad, por lo que no es posible juzgar cuál de estas actitudes en relación con el sexo es más o es menos correcta.

    Lo que sí podemos afirmar es que, cuando ambos miembros de la relación discrepan en el grado de importancia que le atribuyen al sexo, el problema en pareja está servido.

    ¿Qué es una vida sexual “satisfactoria”?

    Cuando hablamos de una vida sexual sana y satisfactoria, nos estamos refiriendo a una sexualidad en la que ambas personas estén satisfechas con la calidad del sexo que practican.

    Consideramos que una persona tiene una vida sexual satisfactoria cuando su deseo está vivo (sea cual sea la frecuencia con la que practique el sexo), siente atracción por su pareja, disfruta tanto del acto sexual como de todo lo que éste implica y siente motivación por mantener una sexualidad activa tanto a nivel personal como en pareja.

    10 claves de una vida sexual sana

    1.- Ten atención plena en cada momento. A menudo vivimos casi sin darnos cuenta, y nos perdemos muchas cosas. Si estamos plenamente conscientes de los estímulos de nuestro alrededor y de nuestra pareja (sus movimientos, sus gestos, su cuerpo…), el deseo sexual puede surgir de cualquier detalle.

    2.- Evita las excusas para rechazar sexo. La mayoría no son una buena opción: la sinceridad ha de estar por delante. No más falsos dolores de cabeza.

    3.- Innova, cambia, ten diferentes iniciativas… Cuando el fantasma de la rutina se cuela entre las sábanas, es complicado. Sorprende positivamente a tu pareja proponiendo algo nuevo, o algo que no hagáis desde hace tiempo.

    4.- Escucha y ten en cuenta los deseos de tu pareja, y comunica los tuyos. Solemos dar por hecho que el otro ya sabe lo que nosotros queremos, pero realmente no suele ser así.

    5.- No permitas que, día tras día, el cansancio te impida disfrutar de tu pareja. Si esto sucede, algo has de reorganizar en tu vida: establece prioridades.

    6.- ¡No olvides las caricias y los besos! Nuestro cuerpo tiene gran cantidad de partes erógenas que habitualmente no aprovechamos.

    7.- Procura que vuestros momentos juntos sean cálidos y alegres. Estar de buen humor nos predispone positivamente al sexo, mientras que la frialdad afectiva y las emociones negativas son un golpe bajo para nuestra libido.

    8.- Dedica un rato al día sólo para vosotros, en el que estar el uno con el otro sea la única prioridad, con las menos interrupciones posibles. Por cierto, ese rato en el que tú estás en el ordenador y tu pareja con el móvil, no cuenta (aunque estéis sentados en el mismo sofá).

    9.- Intenta no trasladar las frustraciones cotidianas al terreno sexual: el estrés es un gran enemigo del disfrute. Hacer el amor con tu pareja es una liberación de esas presiones; permítete olvidarte de todo lo demás durante ese momento.

    10.- Cuídate y mantén al alza tu autoestima. Verte bien, quererte y aceptar tu cuerpo es un truco infalible para disfrutar de una sexualidad activa.

    El sexo no es sólo conexión física, sino también emocional. La sexualidad sana va unida a la armonía y al entendimiento de la pareja; es una forma más de comunicación.

    El sexo es un aspecto íntimo que eliges compartir con esa persona especial, que a la vez va cargado de numerosas expectativas y, en ocasiones, también miedos.

    Trabajar por conseguir o mantener una sexualidad sana y satisfactoria es sin duda una apuesta segura por el bienestar de vuestra relación.

    Como-vencer-el-desamor

    ¡Compártelo si te ha gustado!
     

    estefania-monaco-psicologa

    Go to top