Como-vencer-el-desamor

Buena autoestima, sexo asegurado

    Buena autoestima, sexo asegurado © Depositphotos.com/Krivenko

    La autoestima es el grado en el que nos apreciamos a nosotros mismos y a lo que creemos que somos capaces de conseguir. Y, en el sexo, la autoestima influye enormemente.

    Si dejamos de lado los mitos y las marcadas creencias sobre cómo debemos ser y actuar, podremos alcanzar un gran auto-concepto, apreciando nuestros aspectos positivos para conseguir disfrutar plenamente de nuestras relaciones sexuales.

    Buena autoestima, sexo asegurado

    El sexo no depende únicamente del físico. Solemos creer que las personas con un mejor cuerpo son las que más relaciones sexuales tienen o las que más disfrutan de ellas, pero no siempre es así.

    Podemos tener grandes cualidades y no apreciarlas, o, por el contrario, restarle importancia a nuestros defectos y querernos tal como somos.

    La clave está en potenciar nuestras características y en apreciar nuestro cuerpo y ser feliz con él porque, más que nuestra propia apariencia física, lo que realmente es significativo para una buena relación sexual es la actitud que tenemos hacia nosotros mismos.

    Cómo influye la autoestima en el sexo

    Mejor empezar describiendo qué es la autoestima: la percepción que tenemos de nuestras capacidades, lo que pensamos y sentimos de nosotros mismos, la idea que tenemos de lo que valemos como personas, según lo que hemos vivido y experimentado.

    En el ámbito sexual la autoestima ejerce un gran poder, pues significa la apreciación que hacemos de nuestra propia capacidad sexual.

     

    Tener una buena autoestima significa valorarse positivamente y creer en uno mismo. Tuitear esta frase

     

    La propia definición deja clara la importancia de la autoestima en la realización de múltiples conductas y en el cumplimiento de objetivos y metas.

    Tener una buena autoestima significa valorarse, creer en uno mismo, lo que da un plus a la hora de conseguir lo que nos proponemos.

    Una vez más, en el sexo esto es igual de importante. Sentirnos capaces y apreciar nuestro cuerpo implica una mejoría en las relaciones sexuales.

    Y lo contrario ocurre con una baja autoestima: no nos gustamos, no creemos que podemos llegar a cierto nivel, o pensamos que las relaciones nunca son satisfactorias. ¿De dónde surgen estas ideas?

    Si indagamos, nos daremos cuenta que la baja autoestima sexual está muy relacionada con los mitos sexuales y con una educación, en ocasiones, equivocada.

    Solemos creer que hay que tener un cuerpo perfecto para gustar a la pareja, como vimos en “La publicidad engañosa del sexo”; o que las relaciones sexuales tienen que durar cierto tiempo, o ser de cierto modo para considerarlas buenas; o que si no se alcanza cierto nivel, es un fracaso total.

    Si alguna vez no conseguimos responder a estas exigencias, la autoestima obviamente se verá afectada.

    Cómo aumentar tu autoestima sexual

    Para empezar, no seas tan crítico. No hace falta que mires con lupa cada una de las cosas que no te gustan de ti y les des la importancia que no tienen, que las saques de contexto y las agrandes.

    Todos tenemos algo que no nos gusta de nosotros mismos, defectos y aspectos a mejorar, pero no hay que centrarse en ellos por completo, sino en los aspectos positivos que tienes y dejas de lado.

    Céntrate en lo que te gusta de ti mismo y valóralo.

    Esto no significa que la apariencia no importe nada. Hay que tener un mínimo de cuidado personal y de higiene.

    Seas como seas, eres capaz de potenciar tu figura de alguna forma, y hay que saber cuidar también estos detalles.

    Y, del mismo modo, reconoce tus puntos positivos en otros ámbitos, no sólo en lo físico sino en tu carácter, tu sentido del humor, tus gestos, etc.

    Cualquier cosa que te guste de ti debe ser potenciada para mejorar tu autoestima.

    Si estáis estancados en vuestras relaciones o son monótonas y poco habituales, es posible que esto también afecte a tu autoestima. Proponed cosas nuevas, dedicadle más tiempo, compartid fantasías y romped barreras.

    Aunque no hay que obsesionarse con el sexo, nunca está de más practicarlo para que la relación siga en marcha.

    Lo más importante es aceptarse uno tal y como es, con lo bueno y con lo malo.

    Nadie es perfecto y, sin embargo, muchos buscamos la perfección, que es inalcanzable.

    No te exijas tanto, y sobre todo aprecia lo bueno que tienes y sácale provecho; tu vida sexual lo agradecerá.

    Como-vencer-el-desamor

    ¡Compartir es vivir!

     
    Go to top