Patricia Ramírez y Yolanda Cuevas

Psicólogas de la salud y del deporte

En este apartado encontrarás todos los artículos de Patricia Ramírez y Yolanda Cuevas Ayneto.

Avatar-Patricia-y-Yolanda

Cooperar sí, pero modificando las reglas del juego

Cooperar es obrar juntamente con otro u otros para un mismo fin. Es operar en conjunto, trabajar, avanzar unidos, unir esfuerzos, poniendo al servicio de la causa nuestras capacidades, conocimientos, habilidades, entusiasmo, etc.

Todo ello ayuda a conseguir nuestra meta y a la vez enriquece a uno como persona y profesional en un camino que se anda acompañado.

El respeto, una moneda de ida y vuelta

Tirar un kleenex en la calle, tocar el claxon cuando conduces, tratar con desprecio a las personas, no mirar a los ojos a quien te sirve en un restaurante, ridiculizar a tu pareja en una conversación, no respetar el orden de la cola del supermercado cuando el cajero dice “pasen en orden” y un largo e infinito listado de conductas que significan falta de respeto.

El respeto es unas de las claves para que las personas puedan relacionarse en armonía.

El respeto da valor a las interacciones y transmite a la persona con la que nos relacionamos, independientemente de la edad, el género, la religión, sus ideas políticas o su pasión futbolística, que es alguien que merece la pena y es digno de ser tratado con educación.

Más “hay que” y menos “es que”. Gracias, Manolo Coloma, por darnos el comienzo de este artículo.

Su charla interesantísima en el Job Day de Valencia hablaba sobre valores como el compromiso. En un momento determinado Coloma dijo, con toda su fuerza, que:

 

Hay que educar a los hijos y conseguir que en el equipo de trabajo se deje de decir ‘es que’ y se traduzca en ‘hay que’.

 

La frase resume la idea que os queremos transmitir sobre la importancia de educar en valores.

Una persona se siente frustrada cuando no alcanza lo que desea. Decimos que el nivel de frustración de una persona es alto cuando es capaz de persistir y no tirar la toalla ante el fracaso.

Por el contrario, las personas con bajos niveles de frustración tienden a abandonar, sentir rabia, desesperanza, ansiedad, angustia, presión y apatía ante los errores y la incapacidad de cumplir con lo que desean.

Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad; un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.
Benjamín Franklin.

Martin Seligman y la psicología positiva nos ha enseñado la importancia de vivir la vida con optimismo.

El optimismo se define como la predisposición a entender y a analizar la realidad desde su aspecto más positivo.

Página 3 de 3

Buscar en la web

Go to top