Viajar a Noruega III: Oslo

    Viajar a Noruega III: Oslo © Depositphotos.com/Vichie81

    Después de convivir con emocionantes paisajes naturales, en este tercer artículo viajamos a Oslo, la capital de Noruega, que, personalmente, me sorprendió por su belleza y dinamismo.

    Además, nos encontramos por casualidad con uno de los grandes eventos que se celebran en Oslo en el mes de diciembre: la entrega del Premio Nobel de la Paz.

    Viajar a Noruega III: Oslo

    ¿Qué hacer y qué ver en Oslo?

    En mi visita por la ciudad, entramos a la Galería Nacional (50 coronas noruegas por adulto) donde, entre otras obras de arte, pudimos observar “El grito” de Edvard Munch. La entrada a este museo es válida para el resto de museos nacionales.

    Posteriormente, visitamos el Museo de Historia, los jardines nevados del Palacio Real, el Ayuntamiento, el Parlamento, la Catedral, la Ópera con su espectacular arquitectura y, en general, el centro de la ciudad.

    Otro lugar que se puede visitar con tiempo es, por ejemplo, el Holmenkollen, imponente trampolín de esquí desde donde se tiene una vista panorámica de la ciudad, del fiordo de Oslo y del bosque.

    Asimismo, si quieres mezclarte con la población nórdica, puedes visitar alguno de sus lugares de copas, bares o restaurantes con encanto.

    En mi caso, sólo visité la propia ciudad. No obstante, si lo deseas puedes viajar un fin de semana a Oslo ciudad y sus alrededores.

    Por ejemplo, entre los meses de mayo y septiembre puedes combinar tu visita a la ciudad con el famoso circuito Norway in a Nutshell®, en el que podrás visitar el estrecho fiordo de Nærøyfjord, el ferrocarril de Flåm y la escarpada carretera Stalheimskleiva.

    En cuanto al alojamiento, yo estuve en dos hoteles diferentes, el P-Hotels Oslo y el Hostel Central, ambos muy básicos, con servicio de desayuno incluido en el precio, con una ubicación muy céntrica y un precio más que aceptable (40 euros por persona, aproximadamente).

    Información práctica de Noruega

    Te aconsejo que, si no has alquilado coche, utilices siempre el autobús, pues los taxis son muy caros en comparación con nuestro país.

    Además, por ejemplo en Tromsø, el billete de los autobuses públicos es válido durante una hora y cincuenta minutos, por lo que durante ese tiempo puedes acceder a varios autobuses por el precio de un solo ticket. Encontrarás toda la información en el propio billete.

    En Oslo, sin embargo, es suficiente con caminar para visitar la ciudad.

    Por otra parte, si viajas en diciembre podrás disfrutar cada sábado de los mercaditos navideños al aire libre que se montan en la mayoría de ciudades.

    En cuanto a la comida, si vas justo de presupuesto, la cadena más económica de alimentación se llama Narvesen. La encontrarás en los aeropuertos y ciudades más importantes y podrás comprar perritos calientes, hamburguesas, sándwiches, etc.

     Si tienes pensado comer en las típicas empresas de comida rápida como McDonald’s o Burguer King, debes saber que, aunque son de lo más barato que encontrarás, el menú cuesta casi el doble que en España.

    En cuanto a los lugares de copas, las cervezas cuestan aproximadamente 10 euros… así que imagínate cuánto puede costar una copa.

    En relación a los hoteles, en la mayoría de ellos hay servicio gratuito de café y té a la hora que quieras.

    Por otra parte, en las cabañas o apartamentos no suele haber servicio gratuito de sábanas y toallas, por lo que es importante informarse bien para meterlas en la maleta si no queremos pagar un suplemento.

    En invierno, no obstante, sí ofrecen nórdicos gratuitos durante la estancia.

    Presupuesto del viaje

    Por último, puesto que lo prometido es deuda, te informo, como ya dije en mi primer artículo, que la cantidad aproximado que he gastado ha sido de 1000 euros en los que se incluye el transporte (cuatro vuelos, autobús hacia Islas Lofoten, barco hasta Bodø y autobuses públicos por la ciudad), cinco noches de hotel, alimentación, salidas de copas y visitas a museos. Evidentemente, este mismo viaje se puede hacer algo más económico y, también, más caro si realizas varias excursiones.

    No sé si te he convencido, pero yo, que acabo de venir de allí, ya estoy deseando volver a irme.

    Noruega es un país encantador y, por qué no decirlo, mágico. 

    Seguimos con nuestro viaje por Noruega, ¿has leído ya el artículo sobre Tromsø y  el de las Islas Lofoten

    ¡Compártelo si te ha gustado!

     

    Como-vencer-el-desamor

    Buscar en la web

    Go to top