Viajar a Noruega II: Islas Lofoten

    Viajar a Noruega II: Islas Lofoten © Depositphotos.com/Dhoxax

    Tras mi visita a Tromsø, partimos hacia las Islas Lofoten en autobús observando por la ventana los fiordos y la aurora boreal.

    Inicialmente habíamos alquilado un coche por un precio muy asequible, unos 200 euros, para desplazarnos desde Tromsø hasta las Islas.

    No obstante, días después de alquilarlo nos enviaron un e-mail para informarnos que debíamos pagar un suplemento de aproximadamente 400 euros por recoger y devolver el vehículo en lugares diferentes.

    Ante esta nueva tarifa decidimos cancelar el alquiler, puesto que excedía nuestro presupuesto.

    Viajar a Noruega II: Islas Lofoten

    Cómo llegar a las Islas Lofoten

    Así que preguntamos en la oficina de turismo de la ciudad, cuyo uso aconsejo para cada viaje, y nos informaron de cómo llegar a las islas.

    Cogimos el bus 100 en Tromsø a las 10.00 de la mañana y llegamos a Narvik, reciente ciudad ubicada entre fiordos, a las 14.15. Allí hicimos una breve parada para comer y a las 15.30 cogimos un nuevo autobús (el 23-760) que nos llevó hasta las islas (para los buses, consultar www.rutebok.no).

    Hay muchas formas de desplazarse desde Tromsø a las Islas Lofoten. Otras opción es coger un vuelo de 50 minutos desde Tromsø a Bodø y, una vez allí, coger un barco de unas tres horas de duración para cruzar a las islas.

    No obstante, hay que tener muy en cuenta los horarios de los barcos, pues  en Bodø prácticamente no hay nada que ver: su centro histórico fue destruido en la II Guerra Mundial.

    Por esta razón, y a pesar de que suele ser necesario pasar por allí para llegar a las islas, no recomiendo quedarse en la ciudad demasiadas horas.

    Alojamiento en las Islas Lofoten

    Una vez en las islas, yo me alojé en Hamnøy, un pueblecito pesquero al sur, al cual llegamos desde Narvik tras seis horas de autobús.

    La espera mereció la pena, pues nos alojamos en unas encantadoras cabañas situadas en un emplazamiento único (consultar www.rorbuer.no).

    Puesto que la comida es muy cara en las islas, lo mejor es alquilar una cabaña con cocina y comprar la comida en el supermercado para cocinarla uno mismo.

    Además, en invierno las islas no reciben excesivas visitas, por lo que los autobuses tienen horarios más limitados.

    En cuanto a excursiones para realizar en esta zona, en la temporada invernal sólo se realiza una desde Reine, situado a un kilómetro y medio aproximadamente, para admirar los fiordos en un paseo en barco.

    Nosotros fuimos paseando durante 45 minutos desde Hamnøy hasta Reine, admirando los fiordos, el bacalao secando al aire y el atardecer a las 14.00 del mediodía, pues en las Islas Lofoten se sigue viendo el sol los primeros días de diciembre.

    Actividades recomendadas

    Ese mismo día sobre las 18.00 pudimos observar desde nuestras cabañas la aurora boreal más espectacular de cuantas habíamos visto, moviéndose a toda velocidad por el cielo y rellenándolo de color verde.

    A pesar de que nuestro emplazamiento me encantó, es cierto que estaba un poco apartado del bullicio y tal vez algo incomunicado en temporada invernal por lo que te recomiendo alojarte en Svolvaer, importante pueblo pesquero más cercano a Narvik, al que tardarás menos horas en llegar en autobús.

    Además, allí tendrás opción de realizar varias excursiones en invierno, por ejemplo el avistamiento de orcas en el mar de Vestfjord, y podrás alquilar fácilmente un vehículo para recorrer las islas.

    Siempre que recojas y devuelvas el coche en el mismo lugar, el precio será asequible. Desde Svolvaer salen barcos hasta Bodø, donde podrás coger un avión de regreso a Oslo.

    En mi caso, para volar a Oslo, primero cogimos un taxi hasta Moskenes, a 20 minutos de nuestras cabañas.

    Desde allí subimos a un barco que nos llevó hasta Bodø en un trayecto de tres horas y cuarto aproximadamente (125 coronas noruegas por persona).

    Puedes consultar los horarios en  http://www.torghatten-nord.no.

    Seguimos con nuestro viaje por Noruega, ¿has leído ya el artículo sobre Tromsø¿ Te has decidido a visitar Oslo?

    ¡Compártelo si te ha gustado!

     

    Como-vencer-el-desamor

    Buscar en la web

    Go to top