Senderismo en Riodeva

    Senderismo © Depositphotos.com/Senderismo en Riodeva

    Como suelo afirmar, hay muchas formas de disfrutar un lugar.

    Una de ellas es pasear por sus montañas y respirar el aire puro que, generalmente, no respiras a lo largo de la semana, y así sentir la paz que la naturaleza te brinda… o, lo que es lo mismo, practicar senderismo.

    Senderismo en Riodeva

    Fin de semana rural: senderismo y naturaleza

    Puedes simplemente ir a pasar un día en un entorno natural o disfrutar un fin de semana completo en las montañas.

    Hoy te propongo esto último: un fin de semana en el municipio de Ademuz, situado en la comarca del Rincón de Ademuz, perteneciente a la Comunidad Valenciana y colindante con Teruel.

    En este rincón y en sus alrededores encontrarás pueblos rurales y encantadores que merece la pena visitar por la variedad paisajística que presentan.

    Mi propia experiencia fue, durante el pasado invierno, disfrutar de un fin de semana en el Rincón de Ademuz, en unos apartamentos ubicados en la zona centro del municipio cuyo propietario es también el dueño del bar de abajo, con lo cual nos incluía en el alojamiento un desayuno mediterráneo necesario para empezar el día con energía.

    Ruta por los Amanaderos de Riodeva

    El primer día realicé una ruta de senderismo por los Amanaderos de Riodeva, perteneciente a la provincia de Teruel.

    La ruta se realiza por un barranco en el cauce del río Riodeva, donde podrás disfrutar de paisajes insólitos como el antiguo molino de Montereta o varias cascadas entre las que destacan el Salto de las Yegüas, el Salto de las Ninfas, el Salto Polaina, etc.

    Además, si viajas, como yo, en los meses de invierno, podrás ver cómo el agua se ha congelado formando estalactitas que conforman imágenes sorprendentes.

    Si no practicas deporte habitualmente, no creas que este viaje no es para ti. ¡Todos somos capaces de disfrutar cualquier tipo de viaje!

    Además, en Riodeva existen varias rutas dependiendo de la dificultad que puedas soportar y todas ellas están correctamente señalizadas. Sólo debes informarte antes de partir.

    Y si el senderismo no es lo tuyo, en la misma zona encontrarás rutas de alpinismo o mountain bike.

    El segundo día te recomiendo visitar la cercana aldea de trabajadores que encontré por casualidad.

    Podrás admirar sus ruinas y entrar a algunas de las cuevas en las cuales vivían, e incluso si tienes suerte conocerás al señor que se encarga del mantenimiento de la aldea y te regalará una de sus historias, pues él mismo vivió allí su infancia.

    Merece la pena sólo para reflexionar sobre la evolución que ha sufrido nuestra forma de vida.

    Y si viajas con tus hijos, tienes más días o quieres sustituir alguna de las actividades anteriores por otra, puedes visitar Dinópolis, que se encuentra en las proximidades.

    ¡Compártelo si te ha gustado!

     

    Como-vencer-el-desamor

    Buscar en la web

    Go to top