Escápate a Ibiza en otoño

    Escápate a Ibiza en otoño © Depositphotos.com/Juan Moyano

    La isla de Ibiza, situada en el Mar Mediterráneo, no sólo puede ofrecernos sus reconocidas fiestas interminables, sino muchas otras experiencias más fáciles de disfrutar en meses menos abarrotados de gente.

    Otoño es una estación excelente para realizar una escapada a la isla blanca. ¿Necesitas razones para convencerte? Pues allá van.

    Escápate a Ibiza en otoño

    Durante los meses de otoño encontrarás precios mucho más asequibles que en la temporada alta, tanto en transporte como en hostelería.

    Además, podrás aprovecharte de ofertas para visitar lugares imposibles de pisar en verano por sus elevados precios.

    Disfrutarás de una desconocida Ibiza rural realizando senderismo o equitación, actividades menos apetecibles en verano por las altas temperaturas que se alcanzan.

    E incluso puede que a mitad de camino encuentres algún pueblo perdido por el interior, ajeno al devenir de los años turísticos.

    Conocer a los payeses

    Establecerás contacto con payeses originarios de la isla, tan difíciles de encontrar en verano, e incluso podrás hablar tranquilamente con ellos y escuchar su nostalgia al explicar cómo era la vida en la isla antes del boom turístico.

    Además, podrás relacionarte con todas aquellas personas provenientes de distintos lugares del planeta que viven en la isla desde hace muchos años.

    Sus estilos de vida te sorprenderán, ayudándote a adentrarte en un mundo artístico y cultural que a menudo olvidamos en la península.

    Puede que hasta los envidies y te animen a continuar viajando.

    Gozar sin aglomeraciones de turistas

    Gozarás de la tranquilidad y de la paz que ofrecen sus playas de agua cristalina vacías de turistas y, si el tiempo acompaña, podrás remojarte en ellas.

    Si no, te aseguro que simplemente admirar su belleza escuchando el rumor de las olas será suficiente para disfrutar.

    Además, si viajas en pareja, podrás sorprenderle preparando una cena romántica tipo picnic en una playa desierta sólo para vosotros, a la luz de las velas y de la luna.

    Y, cómo no, podrás viajar a Formentera y divisar el horizonte sin la habitual masificación de yates y barcos de recreo: fotografiarás una postal normalmente inalcanzable.

    Asimismo, podrás realizar una visita guiada a los Espacios Naturales de la isla como Ses Salines, que da nombre a una de las playas con más caché de la zona, o Es Vedrà y Es Vedranell, lugares tan misteriosos que ya Homero hizo referencia a ellos en “La Odisea”.

    Aunque podría continuar apuntando razones, prefiero que seas tú mismo quien lo haga.

    Ibiza tiene muchos encantos a parte de su vida nocturna: sus paisajes, sus gentes y esa energía que se puede sentir nada más llegar a la isla.

    Cuentan sus múltiples leyendas que es uno de los lugares con más magnetismo de la Tierra: eso podría explicar que, cuando la pisas por primera vez, ya nunca te quieres ir.  

    ¡Compártelo si te ha gustado!

     

    Como-vencer-el-desamor

    Buscar en la web

    Go to top