Hay vida más allá de la ciudad: turismo rural

    Hay vida más allá de la ciudad: turismo rural Fotografía Manuel Bono http://www.bonofotografia.com

    ¿Cansado del tráfico de tu ciudad? ¿Del estrés de tu trabajo? ¿De los gritos de los vecinos? Unos días en un entorno rural no te vendrán nada mal. Desconectarás de tu día a día y volverás como nuevo, listo para reemprender tu vida.

    En España tenemos pueblos maravillosos, casi olvidados y ajenos al bullicio urbano en los que podemos experimentar múltiples sensaciones desconocidas.

    Hay vida más allá de la ciudad: turismo rural

    Pero no te precipites: antes de seleccionar un pueblo para visitar, asegúrate de que podrás vivir sin conexión a Internet unos días. Si crees que no lo conseguirás, no importa: a algunos pueblos perdidos ya ha llegado la red.

    Sólo tienes que informarte de que así es antes de elegirlo como destino. En todas las provincias españolas hay pueblos dignos de ser visitados y disfrutados.

    Por ejemplo, en Asturias puedes visitar Cabrales y aprovechar para realizar una excursión guiada a una de las cuevas donde se produce la maduración del queso del mismo nombre.

    También podrás aprender sobre el proceso de elaboración artesanal de la sidra asturiana y, como no, probar ambos productos.

    En Camañas (Teruel) podrás vivir una experiencia romántica observando cómo nieva desde dentro de un jacuzzi, mientras saboreas una copa de un buen vino español en compañía de tu pareja y a la luz de una chimenea.

    En Valdegovia (Alava) podrás participar en la búsqueda de trufas con el acompañamiento de un perro trufero y aprender todo sobre el proceso que se lleva a cabo para su recogida.

    Más tarde, tendrás también la posibilidad de disfrutar de las trufas encontradas.

    Y en la Sierra de Gredos, situada entre las provincias de Salamanca, Cáceres, Ávila, Madrid y Toledo, podrás asistir a una jornada guiada de recogida de setas donde aprenderás sobre los diferentes tipos de hongos existentes.

    Todo esto disfrutando siempre de la paz que ofrece lo rural.

    Asimismo, en otros lugares podrás disfrutar de lagos o ríos donde realizar actividades al aire libre y, si te decides por el senderismo, tal vez te veas de pronto rodeado por un rebaño de ovejas y su pastor o por una manada de caballos salvajes.

    También podrás visitar parques nacionales y monumentos patrimoniales o realizar rutas gastronómicas y catas de vino.

    Y si viajas con los más pequeños, tienes la opción de realizar una ruta literaria para contagiarles la pasión por la lectura al tiempo que los niños se divierten y conocen el lugar donde sus personajes favoritos vivieron sus hazañas.

    Por ejemplo, en el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, situado entre las provincias de Ciudad Real y Albacete, podréis disfrutar de la naturaleza y la aventura al tiempo que conocéis la cueva de Montesinos, en la que Don Quijote pasó una noche.

    Por si fuera poco, el turismo rural te ofrece la posibilidad de alojarte en una antigua granja, en un cortijo, en una casa señorial, en una cueva y hasta en un monasterio o en un convento.

    Saquemos partido a nuestros pueblos: tienen mucho que enseñarnos, y tenemos mucho que aprender de ellos.

    ¡Compártelo si te ha gustado!

     

    Como-vencer-el-desamor

    Buscar en la web

    Go to top