Moda infantil: ¿Extinguida o transformada?

    Moda infantil: ¿Extinguida o transformada? © Depositphotos.com/Ventanamedia

    Lo que revolucionó la moda infantil masculina en el siglo XX fue el traje de marinero, que mantuvo su popularidad hasta los años sesenta.

    En esa época los pantalones iban ceñidos a la cintura con la abotonadura en horizontal, y la mayoría de las veces el estilismo iba acompañado de un sombrero.

    Moda infantil: ¿Extinguida o transformada?

    Poco a poco la moda ha ido evolucionando, facilitando el movimiento de los pequeños.

    Cada vez cambia más el corte de las prendas, las tallas y los estampados. ¿A qué piensas que puede deberse? Muy fácil: los niños son más altos que antiguamente y los diseñadores se ven obligados a hacer ropa más resistente y con más colores para que les llame la atención.

    A medida que pasa el tiempo, los más pequeños  van cogiendo más fuerza en el mundo de la moda. Se vuelven más exigentes, empiezan muy pronto a tomar sus decisiones sobre la ropa que se pondrán al día siguiente...

    Hasta hace muy poco, los padres siempre vestían a sus hijos igual que ellos, haciendo que parecieran una fotocopia en miniatura.

    ¿Te acuerdas de cuando eras pequeño, toda la ropa que había de tus dibujos favoritos? Yo me acuerdo de que, si ibas a clase con una camiseta o sudadera de los dibujos que veías, eras el que más molabas.

    Cada vez hay menos ropa de este tipo: ahora lo que se lleva son estampados de videojuegos como el de “Angry Birds”…. Y aun así, esto va siendo menos común.

    Imitando la moda de los mayores

    Los más pequeños quieren imitar a sus ídolos adultos en su manera de vestir: por eso, los niños quieren, cada vez más, que su ropa se parezca a la de los mayores, tanto en la forma como en el estampado.

    ¿Qué te quiero decir con esto? Que la moda no desaparece, sino que con el tiempo se va transformando -o más bien adaptando- según el momento en el que estamos.

    Los fabricantes calcan la ropa de adultos para niños más pequeños, al igual que sucede con el calzado.

    ¿Cuántas veces te has quedado pegado al escaparate viendo un modelo de calzado adulto pero en miniatura? Yo siempre: y, al igual que pasa con el calzado, pasa con el resto de la ropa. Al final los pequeños serán adultos en versión reducida.

    Poco a poco los niños toman sus decisiones sin dejar que sus padres tomen cartas en el asunto. Ése es otro motivo por el que la moda infantil se va transformando, pues tiene que evolucionar al mismo ritmo que los más pequeños.

    Ahora tú decides si eliges la ropa de tu hijo y el tipo de ropa, o si prefieres dejar que tu hijo compre la ropa que le gusta.

    Piensa que tiene que ser cómoda para él y resistente, y si no quieres que lleve ropa de dibujos, juega con los colores.

    ¡Compártelo si te ha gustado!
     

    Amable-Linan-Personal-Shopper

    Go to top