Como-vencer-el-desamor

¿Sufres maltrato verbal en tu relación?

    ¿Sufres maltrato verbal en tu relación? © Depositphotos.com/Stylepics

    ¿Sientes que tu pareja te habla de un modo despectivo? ¿Se dirige a ti con desprecio o mala educación? ¿Lo hace incluso cuando hay gente delante? ¿Te ordena que hagas cosas?

    Éstas y otras señales cotidianas pueden ser indicativo de maltrato verbal.

    ¿Sufres maltrato verbal en tu relación?

    El maltrato verbal está muy extendido en nuestros días y supone una falta de respeto, cuando no una muestra de total desprecio.

    Toda relación de pareja implica asumir las imperfecciones del uno y del otro, y eso, a día de hoy, se lleva mal. Somos hijos de una sociedad superficial y consumista y queremos siempre lo mejor.

    Estamos acostumbrados a cambiar nuestro smartphone o cualquier otro artilugio en cuanto se nos antoja uno más nuevo o grande, e igualmente hacemos con todo lo demás.

    Sin darnos cuenta, también queremos la mejor pareja, pero como eso sólo existe en los cuentos de hadas, nos frustramos.

    Las personas con mal conformar llevarán peor que sus cónyuges no cumplan todas sus expectativas, por lo que serán los más proclives a vomitar sus quejas en forma de maltrato verbal.

    Eso sí, tengamos en cuenta que para que haya un maltratador siempre ha de haber alguien que juegue el papel de víctima.

    Maltrato verbal y frustración

    El maltratador, sea verbal o físico, siempre es un individuo frustrado y/o con complejo de inferioridad.

    La frustración supone soportar “cargas” difíciles de llevar, como un trabajo estresante o un jefe odioso; la lista de situaciones vitales frustrantes podría ser interminable.

    Esa frustración acumulada suele explotar contra alguien más débil o de mayor confianza.

    Por eso es habitual que directivos intermedios desahoguen su frustración con los empleados de base tras ser espoleados por los “primeros espadas” de la empresa.

    No obstante, lo más habitual es hacerlo con las personas de confianza, pues con ellas no nos encontramos atados por los formalismos.

    Y ahí es cuando la cosa puede llegar a ponerse fea si el otro no pone límites a ese maltrato.

    Pon punto y final al maltrato verbal

    ¿No te has fijado en esas parejas en las que uno u otro emanan desprecio en su forma de hablarse? ¿Ocurre en tu relación? Ten en cuenta que si no le echas valor y pones fin al maltrato, éste se convertirá en un hábito.

    No dejes pasar un mal tono ni un comentario despectivo: estarás sembrando las semillas de otros muchos en el futuro.

    Recuerda que no eres el saco de boxeo de nadie, ni entre las obligaciones maritales se encuentra el dejarse humillar por muchos errores que uno cometa.

    Más vale separarse que entrar en el terreno del maltrato. Si tu pareja está frustrada o estresada, que se apunte a un gimnasio o que vaya a yoga o meditación.

    Tú eres el garante de tu integridad moral, y de paso de la de tus hijos, si los hay. No es nada sano para ellos detectar ese maltrato verbal entre sus padres.

    Así que, con la firmeza que sea necesaria (lo ideal sería poderlo hablar civilizadamente mientras os tomáis una copa de vino), le dirás a tu pareja que no te vuelva a hablar de ese modo en que lo hace.

    Hay que utilizar una asertividad firme, esto es, decirle exactamente lo que sientes cuando te habla en esos términos y hacerle ver que no vas a tolerar más comentarios de ese tipo. Si tú te valoras y exiges respeto, tu pareja hará por respetarte.

    Así que recuerda: si te sientes maltratado verbalmente por tu pareja, no te lo calles y hazte respetar.

    Es precisamente el hacer como si nada ocurriese lo que le confirma al otro que nos puede hablar como le venga en gana.  

    Como-vencer-el-desamor

    ¡Compártelo si te ha gustado!

     

    Banner-horizontal-articulos-Manuel

     

     

    Go to top