Como-vencer-el-desamor

¿Perjudican las redes sociales a la pareja?

    ¿Perjudican las redes sociales a la pareja? © Depositphotos.com/AntonioGuillemF

    El mundo de las redes sociales ha revolucionado por completo las relaciones humanas.

    No son sólo un medio de comunicación, sino que se han convertido en una forma de relacionarse con los demás, un escaparate para que te conozcan e incluso un estilo de vida.

    Pero también es un factor a tener muy en cuenta en las relaciones de pareja y el origen de muchos conflictos.

    ¿Perjudican las redes sociales a la pareja?

    ¿Cómo un medio de comunicación puede ser la causa de problemas de pareja? Bueno, quizá la causa no sea, aunque en ocasiones es un gran intermediario y un promotor del conflicto.

    Un estudio publicado por la revista “Cyber Psychology and Behaviour Journal” afirma que, desde 2004, las redes sociales como Facebook o Twitter o el mismo WhatsApp son culpables de más de 80 millones de rupturas de pareja en todo el mundo.

    Es una cifra alarmante, y parece que este estudio ha acusado directamente a estas plataformas y aplicaciones como las causantes de las rupturas.

    Whatsapp, arma de doble filo para celosos

    Sin embargo, se trata más de medios que ensalzan aspectos negativos, y no tanto del origen del problema.

    A través del WhatsApp, por ejemplo, una persona es capaz de saber en qué momento el otro está utilizando la aplicación, cuándo ha sido la última vez que se ha conectado y si ha leído o no lo que le ha escrito (erróneamente, pues podemos saber si le ha llegado correctamente el mensaje, pero no si lo ha leído).

    Esto no es más que una amplia gama de facilidades para las personas que de por sí ya son celosas, controladoras o desconfiadas, que pueden tener pensamientos como “¿por qué no me habrá contestado si lo ha leído?”, “eso es que está con otra persona”, “¿qué estará haciendo ahora mismo?”, o “¿con quién estará hablando?”.

    Estas personas no necesitan del WhatsApp para ponerse celosas, pero sin duda la aplicación es un medio que potencia mucho su forma obsesiva de pensar y les otorga un gran poder de control sobre la pareja.

    Facebook y Twitter: conflictos por comentarios

    Facebook y Twitter son las redes sociales por excelencia y también grandes fuentes de conflictos.

    En ambas plataformas puedes relacionarte con gente que no conoces en persona, hacer amigos o seguir sus vidas simplemente apretando un botón.

    Las malinterpretaciones se producen al leer un comentario que alguien que tú no conoces le escribe a tu pareja, o ver una foto de suya con amigos o en cualquier situación que te provoque ese cúmulo de pensamientos de desconfianza.

    En Facebook incluso existe la opción de mostrar si tienes pareja o no, cambiando tu “situación sentimental”, y no hacerlo puede incluso ser un motivo de conflicto para muchas parejas.

    ¿Acaso significa eso que no quiere mostrarlo por miedo a comprometerse o por “seguir siendo soltero” en la red? ¿No es más probable que la pareja simplemente ni lo haya pensado o, si lo ha hecho, lo considera una soberana tontería?

    Pero no todo es negativo para las parejas en relación a las redes sociales.

    Se trata del medio por el cual se conocen millones de personas y se originan miles de parejas. Y también se pueden fortalecer las mismas: se trata de una gran forma de interacción social, en la que podemos compartir fácil y rápidamente nuestros deseos y necesidades con el otro sin estar a su lado.

    Puede incluso potenciar la intimidad en la pareja, al favorecer la aparición de fantasías o juegos de palabras y expresiones que motiven la sensualidad en la relación.

    Además se trata de un medio en el que las personas se expresan de forma más directa, manifestando tanto aspectos positivos como negativos, ambos favorecedores de una buena comunicación de pareja.

    La clave: no hagas por la red lo que no harías en persona

    Recuerda que las redes sociales son parte del mundo que nos rodea actualmente, y no se pueden ignorar.

    Eso sí, nosotros somos los responsables del uso que hagamos de ellas, así que sigue esta premisa: no hagas nada por la red que no harías en persona (ya sea mostrar a 300 personas unas fotos “inapropiadas” o tener una conversación de temas conflictivos con alguien que acabas de conocer).

    Y si te consideras una persona celosa, no olvides lo que son las redes sociales y cómo funcionan: no saltes a la conclusión más catastrófica posible y no intentes buscar respuesta a todas las preguntas que te ronden por la cabeza.

    Al fin y al cabo, las redes sociales son algo personal e individual. No las utilices como el arma que te ayudará a descubrir la infidelidad de tu pareja.

    Como-vencer-el-desamor

    ¡Compartir es vivir!

     

     

     

    Go to top