Consejos para reenamorarte de tu pareja (I)

    Consejos para reenamorarte de tu pareja (I) © Depositphotos.com/Monkey Business

    Tal y como describe la Real Academia de la Lengua (RAE) en su segunda acepción, admirar a alguien supone “ver, contemplar o considerar con estima o agrado especiales a alguien o algo que llaman la atención por cualidades juzgadas como extraordinarias”.

    En el contexto de las relaciones, fijarnos en lo bueno que, desde la óptica personal, caracteriza a nuestra pareja, ayuda a despertar nuestra admiración por ella.

    Consejos para reenamorarte de tu pareja (I)

    Admirar facilita el enamoramiento

    Pues bien, el sentimiento de admiración desempeña un papel muy importante a la hora de desencadenar el enamoramiento en los primeros compases de una relación.

    Admirar al otro conforma una de las variables que alimentan esta fase pasional.

    En parejas ya consolidadas, sentir admiración por el otro actúa como un potenciador de los sentimientos amorosos aletargados por el paso del tiempo.

    Los seres humanos tendemos a “quitarnos el sombrero”, a aplaudir y también a enamorarnos de personas a las que admiramos.

    Ésa es una de las razones que explican el fenómeno fan que hace que millones de individuos estén “enamorados” de deportistas, cantantes y actores.

    Volviendo al mundo de las parejas, conviene tener en cuenta que para que la admiración ejerza su efecto amoroso no es necesario que quien tenemos enfrente haya descubierto la cura contra la malaria; basta con que las características del otro sean admirables desde nuestro punto de vista.

    Por ejemplo: Pedro admira las dotes culinarias y las habilidades sociales de su novia Eva y ella, a su vez, admira de él sus capacidades deportivas e intelectuales.

    Re-despertar la admiración

    Prueba esta receta mágica: trata de promover actividades conjuntas en las que se ponga de manifiesto aquello que admiras en tu pareja.

    Siguiendo con el caso del ejemplo, Eva podría optar por acudir a un partido de tenis en el que volver a darse cuenta de lo buen jugador que es Pedro.

    Por su parte, Pedro podría invitar a dos parejas de amigos a cenar a casa y así constatar de nuevo lo bien que se le dan a Eva las relaciones sociales.

    En definitiva: admirar ciertas cualidades de nuestra pareja hace que sintamos una mezcla de orgullo y satisfacción personal hacia ella.

    Como si consciente o inconscientemente nos confirmásemos a nosotros mismos: “hice bien, me enamoré de la persona correcta”.

    El sentido común también lo corrobora: es muy útil para una relación estable recordar de vez en cuando el valor de la persona que tenemos a nuestro lado, como si nos diésemos cuenta de nuevo de que posee cualidades valiosas por las que, en su momento, nos comprometimos.

    Así que, si percibes cierto nivel desgaste relacional, una de las recomendaciones que os hacemos desde EPDH es dedicar un tiempo a rebuscar aquello que os hace admiraros y sobre todo no perderte la segunda parte de este artículo.

    Como-vencer-el-desamor

    ¡Compártelo si te ha gustado!

     

    Banner-horizontal-articulos-Manuel

     

     

    Go to top