No hagas listas de deseos, ¡haz un plan!

    No hagas listas de deseos, ¡haz un plan! © Depositphotos.com/Brainpencil1

    Con frecuencia, las listas de deseos para el año nuevo acaban siendo olvidadas cuando guardamos los adornos navideños.

    Si quieres persistir para alcanzar tus metas, planifica tu éxito.

    No hagas listas de deseos, ¡haz un plan!

    Con la entrada del nuevo año empiezan a aparecer innumerables listas de deseos y buenos propósitos.

    Estas listas expresan deseos (“En este nuevo año me gustaría conseguir…”). Sin embargo, para alcanzar nuestras metas es fundamental establecer un plan de acción.

    En 2015 no sólo tengo un deseo, ¡también tengo un plan para conseguirlo! 

    Los deseos de año nuevo suelen repetirse año tras año. Sin embargo, con el paso de los días o semanas, el entusiasmo inicial se va desvaneciendo y continuamos sin realizar cambios importantes en nuestras vidas.

    Para evitar caer en el desánimo y no perder la ilusión por alcanzar nuestros sueños tenemos que trazar un plan.

    ¿Cómo alcanzar mis sueños en 2015?

    1.- ¿Dónde está la “chispa”?

    Encuentra aquello que realmente te apasione; busca dentro de ti cuáles son tus verdaderos deseos y qué es, exactamente, lo que quieres conseguir este año.

    Cuando encuentres tu sueño, ponle un nombre, un título que te recuerde hacia dónde quieres ir, cuál es tu foco y tu motivación.

    2.- Dibuja el camino

    Si únicamente nos conformamos con tener un deseo, raramente lo alcanzaremos.

    Es necesario trabajar para conseguirlo y, para ello, es necesario identificar qué pasos debemos dar para alcanzar nuestra meta y establecer los plazos.

    Define metas parciales que te acerquen al objetivo final y haz una previsión realista del tiempo que emplearás en alcanzar estas metas. Analiza detenidamente qué tareas o acciones debes realizar en cada etapa.

    3.- Ponte en marcha 

    El primer paso es siempre el más difícil. Superar la pereza es una decisión personal. Actuar te ayudará a comprobar que ya estás en el camino y estás en movimiento.

    Conforme te vayas acercando a tu objetivo final aumentará tu motivación. No busques excusas; recuerda cuál es tu foco.

    4.- ¡Salta los obstáculos!

    Ten en cuenta que vas a encontrarte muchas dificultades en el camino, pero no desistas ni te desanimes.

    Si ves que te faltan recursos para alcanzar tus objetivos, busca ayuda; averigua cómo conseguirlos, pero no cambies la meta.

    Los obstáculos son una oportunidad, un reto y un desafío. Superarlos te hará crecer. Puedes dar vueltas o pararte a reponer fuerzas, pero no te salgas del camino.

    5.- ¡Recompénsate!

    Cada vez que des un paso importante, superes un obstáculo o alcances una meta parcial, date un capricho. Recompensa tu esfuerzo.

    6.- Busca apoyo

    Comparte tus sueños con tus amigos, familiares, compañeros o cualquier otra persona que pueda ayudarte. ¡Solicítales ayuda cuando lo necesites!

    Recuerda que tu objetivo es el motor que te mantendrá dentro del camino. Estar motivado es, sencillamente, decidir alcanzar una meta y trabajar por ello, generando las ganas de hacerlo día a día.

    Tus éxitos dependen de ti. No lo sueñes, hazlo realidad.

    Como-vencer-el-desamor-
    ¡Compártelo si te ha gustado!
     

    Cristina-de-Alba

    Buscar en la web

    Go to top