La alegría es el sentimiento de placer que se manifiesta generalmente con un buen estado de ánimo y la tendencia a la risa o la sonrisa.

¿Cómo sentirnos más alegres cuando estamos tristes o preocupados? Es tan fácil como sonreír.

No esperes a ser feliz para sonreír. La sonrisa es el camino más corto hacia la felicidad.

La soledad es uno de los grandes males de nuestro tiempo. Casi todo el mundo tiene miedo a sentirse solo. La sociedad actual es muy individualista y tiende a aislarnos.

Para equilibrar la balanza, nos apoyamos con frecuencia en las redes sociales, que, supuestamente, nos acercan a los demás.

Avatar-Ignacio-Novo-700-2

Diciembre: el momento de hacer balance

Cuando se acerca el final de cada año, inevitablemente tendemos a hacer un balance mental (o quizá uno más formal por escrito) del ejercicio.

No es mala práctica, más bien al contrario: siempre es una buena idea reflexionar sobre lo acontecido, sopesar lo vivido y calcular lo aprendido en el curso que queda atrás.

La esperanza sonríe desde el umbral del año que viene, susurrando: "Será más feliz". (Alfred Tennyson)

 

Una persona se siente frustrada cuando no alcanza lo que desea. Decimos que el nivel de frustración de una persona es alto cuando es capaz de persistir y no tirar la toalla ante el fracaso.

Por el contrario, las personas con bajos niveles de frustración tienden a abandonar, sentir rabia, desesperanza, ansiedad, angustia, presión y apatía ante los errores y la incapacidad de cumplir con lo que desean.

Todos conocemos a alguien, si no a nosotros mismos, que ha hecho alguna vez el Camino de Santiago.

La mayoría de quienes realizan este camino, ya sea durante pocos días o durante un mes entero, suelen referirse a él como una experiencia “maravillosa” o “reveladora”.

Lo mismo sucede con aquellos que deciden efectuar un viaje en solitario. Raro es que se arrepientan de la aventura o que no vuelvan un poco diferentes a como partieron.

¿Qué tienen este tipo de viajes que suelen transformarnos?

Página 2 de 8

 

 

Go to top