¿Qué puedes aprender de tus miedos?

    ¿Qué puedes aprender de tus miedos? © Depositphotos.com/Malija

    Si hay algo de lo que podemos aprender en esta vida, es de nuestros propios miedos. Ellos son una importante fuente de sabiduría y nos orientan hacia donde debemos enfocarnos para conocernos mejor.

    Quien se enfrenta a un miedo, se conoce mejor y tiene más opciones de respuesta ante futuros temores.

    ¿Qué puedes aprender de tus miedos?

    Los miedos nacen de experiencias del pasado. En el proceso de socialización desde la infancia hasta la madurez, también podemos ir adquiriendo los miedos de las personas más cercanas e influyentes, aunque sea de manera inconsciente.

    Si estas personas son referentes para nosotros, sus miedos nos señalan peligros y situaciones desagradables que debemos evitar.

    Si arrastramos los miedos durante mucho tiempo y les permitimos crecer y ocupar un amplio espacio en nuestro día a día, se pueden convertir en un hábito que nos llevará a ver la vida de forma negativa.

    Caeremos en una falta de fe en nosotros mismos y en los demás.

    Otro de los grandes inconvenientes del miedo es la duda. Partiendo desde el miedo podemos acabar en un estado agobiante y estresante en el que no somos capaces de crear ni creer en soluciones ni respuestas válidas.

    La incertidumbre se puede apoderar de nosotros y provocarnos una parálisis por análisis en la que estaremos bloqueados mental y emocionalmente.

    La mente se embota y las preguntas se agolpan de manera que nos podemos llegar a sentir totalmente aturdidos y desorientados.

    Otras formas de expresión del miedo es el recelo, los celos, la competitividad o el secreto. Si alguna vez te comportas de alguna de estas maneras, puedes preguntarte a qué le tienes miedo para actuar así.

    Ante el miedo, acción y compromiso

    El miedo provoca mucha tensión, por lo que si lo mantienes no serás ni receptivo ni tendrás una buena disposición para afrontar la situación en la que estés inmerso.

    Para poder solucionar situaciones como éstas es muy conveniente que partas desde ti mismo. Como ya sabes, respira hondo, relájate y reflexiona. Te conviene actuar saliendo desde una posición de seguridad, confianza y buena predisposición.

    Lo fundamental es que te reconozcas a ti mismo que tienes miedo, y a partir de ahí ya serás capaz de transformarlo en algo más útil para tus intereses.

    Una vez llegado a este punto tenemos la clave de la cuestión: Comprometerte contigo al cien por cien a actuar y ponerte manos a la obra.

     

    A-tuitear

      "Pasar a la acción te ayudará a superar los miedos y aumentará la confianza en ti mismo"

     

    La acción te llevará a disipar el miedo y las dudas y hará que aumentes la confianza en ti mismo.

    Cuando actúes te estarás demostrando que eres capaz de pasar a la acción a pesar de tus miedos y que tú eres más grande que tus temores, y, por supuesto, estarás siendo un ejemplo para los demás.

    La fuerza que lleva implícita la acción hará que aumentes cada vez más el tamaño de tus retos y estés más dispuesto a enfrentarte a situaciones más desafiantes para ti.

    Recuerda que tus miedos te indican por dónde actuar para desarrollarte y crecer como un ser más íntegro y comprometido consigo mismo. 

    Seguir a EL PORTAL DEL HOMBRE

    Gonzalo Consultas online Desarrollo Personal

     

     

    Go to top