Como-vencer-el-desamor

Beneficios de la meditación

    Beneficios de la meditación © Depositphotos.com/CandyBoxImages

    ¿Sientes curiosidad por saber qué es eso de meditar? ¿Conoces a alguien que medite regularmente? ¿Crees que serías capaz de tomarte unos minutos al día para practicar?

    En este artículo te explicaré cuáles son los múltiples beneficios de la meditación para animarte a que te inicies en la práctica.

    Beneficios de la meditación

    Diferentes experimentos científicos han analizado los efectos de la meditación y han concluido que:

    - Mejora el sistema inmunitario. Con la meditación aumentan nuestras defensas y la respuesta inmune.

    - Mejora la atención. Quien medita aumenta su capacidad de concentración y se convierte en un persona más eficaz. Además, disminuye su “ruido mental”.

    - Incrementa las habilidades sociales. Al meditar se fomentan los sentimientos de empatía, compasión y solidaridad.

    - Aumenta la salud física y mental. Está demostrado que la meditación disminuye los dolores e inflamaciones. Además, las personas que meditan son menos propensas a deprimirse.

    - Disminuye el estrés y la ansiedad. Los niveles de tensión y agobio disminuyen claramente en las personas que practican la meditación, debido a que obtienen una perspectiva más amplia de ellos mismos y de sus vidas.

    - Desarrolla el cerebro. Diferentes estudios han señalado cómo aumenta la cantidad de materia gris y la actividad cerebral de las áreas relacionadas con el pensamiento, la atención, la memoria, la emociones positivas y el autocontrol.

    - Fomenta el autoconocimiento. Al meditar vas abriendo la visión que tienes de ti mismo, de tu vida y de cómo la vives. Te ayuda a evaluar, comprender e integrar las diferentes experiencias y etapas de tu vida.

    Empieza meditando diez minutos al día

    ¿Consideras que hay algo tan fácil, barato y beneficioso como la meditación? Si te estás preguntado si tendrás tiempo o paciencia para practicarla, puedes preguntarte: “¿de dónde voy a sacar tiempo para meditar?”.

    Al principio, con diez minutos al día es suficiente. Cuando empieces a vivir los beneficios que te aporta, seguro que desearás aumentar el tiempo que le dedicas.

    Para comenzar, es tan sencillo como buscar un lugar tranquilo, alejado de los ruidos y, a ser posible en penumbra.

    Te recomiendo que te sientes en una silla de manera cómoda, con la espalda recta, las plantas de los pies sobre el suelo (sin cruzar las piernas) y las manos sobre las piernas.

    Una vez estés en esta posición, cierra los ojos y concéntrate en tu respiración y... ya está. ¡Estás meditando!

    No juzgues tus pensamientos, concéntrate en tu respiración

    Te vendrán muchas ideas a la cabeza: ¿Lo estaré haciendo bien? ¿Pasa algo si lo hago mal? ¿Qué se supone que debo sentir? Puede que te descubras pensando en el trabajo, en la familia o en alguna riña personal.

    No importa; tal y como vienen los pensamientos, los dejas marchar y te vuelves a concentrar en la respiración. No juzgues tus pensamientos ni a ti mismo cada vez que te descubras pensando en algo. Simplemente, concentra toda tu atención en la respiración.

    Te puede ayudar fijarte en la sensación que produce el aire al pasar por la nariz, contar las inspiraciones o atender cómo tus pulmones se hinchan y se deshinchan.

    Recuerda, sólo has de concentrarte en la respiración. Ahora que ya has descubierto todos los beneficios de la meditación, da el siguiente paso y aprende cómo iniciarte en la meditación. ¡Ánimo! 

    Seguir a EL PORTAL DEL HOMBRE

     

     

     

    Go to top