Como-vencer-el-desamor

Sé el dueño de tu vida

    Sé el dueño de tu vida © Depositphotos.com/Minervastock

    Quizás el Presidente del Gobierno se haya equivocado de nuevo y la economía vaya a peor.

    Puede que haya algún familiar que siempre ande tras de ti sin dejarte respirar y que en el trabajo vivas rodeado de incompetencia y mala gestión. Pero ante todo eso, tú siempre puedes elegir.

    Y puestos a ello, qué mejor que elegir ser el dueño de tu vida.

    Sé el dueño de tu vida

    Imagina que un día te levantas con el firme propósito de cambiar. Imagina que decides cambiar de vida; más concretamente, el cómo vives tu vida.

    Imagina que pones los puntos sobre las íes y te encomiendas a la excitante misión de gobernar tu propia vida: hacer con ella lo que tú creas más conveniente para conseguir aquello que deseas.

    Imagina que es posible, y que es posible a partir de ahora. Para empezar solo hace falta un pequeño cambio. Sería algo así como entrenarte a ti mismo, a partir de ahora, en el cambio.

    Puedes empezar por cosas pequeñas, como la manera en que te cepillas los dientes, la forma en que saludas a tus seres queridos o lo primero que te dices cuando te despiertas.

    Es más fácil de lo que crees

    Cuando creas que es posible empezar a cambiar, ahora, a partir de pequeñas acciones, descubrirás que es más fácil de lo que creías. Es más, puede que descubras que es casi adictivo.

    Cuando estés en ello probablemente te convenga hacerlo con un objetivo: por ejemplo, encaminar tu vida hacia aquello que te hace disfrutar.

    Quizás te facilite el camino comenzar a cambiar tu forma de pensar o, simplemente, cambiar aquello en lo que piensas.

    Hacerte preguntas como “¿qué me hace vibrar?”, “¿a qué dedicaría mi vida si el dinero no existiese?” o “¿realmente me dedico a aquello que me llena?” pueden orientarte.

    Si tienes claras las respuestas a estas preguntas, ya tienes un hecho gran tramo del recorrido; si no, es un buen punto de partida.

    En cualquier caso, seguro que encuentras personas, libros, películas y un gran número de recursos para ayudarte a avanzar, sobre todo si te dedicas al cambio de manera consciente y con motivación.

    Ten en cuenta que nadie sabe dónde estará dentro de cinco, diez o veinte años.

    Puesto que el cambio es inevitable, mejor que sea de manera consciente y dirigida hacia unos objetivos previamente elegidos por la persona más poderosa de tu vida: Tú mismo.

    Seguir a EL PORTAL DEL HOMBRE

     

     

     

    Go to top