Cómo preparar tu primera carrera de larga distancia

    Tu primera carrera de larga distancia © Depositphotos.com/Robert Dziewulski

    Hoy en día son muchas las carreras populares que se organizan por todo el territorio nacional y aún más los que deciden correrlas.

    Quienes participan cuentan maravillas de lo que supone cruzar la línea de llegada (independientemente del tiempo tardado).

    Todos hablan de sentimientos de felicidad, alegría y sueños cumplidos. Tú también puedes ser una de esas personas.

    En este artículo te doy la claves para que puedas afrontar con éxito tu primera gran carrera.

    Cómo preparar tu primera carrera de larga distancia

    En las carreras de larga distancia, la capacidad física más importante es la resistencia, que es definida por Weineck (1992) como la capacidad psíquica y física que posee un deportista para mantener la fatiga.

    Así que lo primero que debemos hacer es prepararnos.

    Ocho aspectos a considerar para preparar tu primera carrera de larga distancia

    - Visita a tu médico para hacerte una revisión si hace mucho tiempo que no practicas ejercicio.

    - Sé realista: elige una carrera de distancia acorde a tu nivel. Es mejor empezar poco a poco. No por mucho correr amanece más temprano.

    - Piensa cuantos días a la semana vas a dedicar a entrenar (tres, cuatro o cinco días buscando descanso en los días alternos).

    - Entrena con subidas y bajadas de kilómetros para que el cuerpo se adapte.

    - Pon en tu calendario alguna carrera de menor distancia antes de la competición reina a modo de prueba.

    - Come de manera equilibrada. El combustible que necesitarás para pruebas cercanas a una hora será el glucógeno, que proviene de la glucosa y ésta, a su vez, de los hidratos de carbono (como la pasta, el arroz, las patatas...).

    En cambio, en las pruebas superiores a 90-120 minutos se aumenta de manera significativa la participación de las grasas en el metabolismo aeróbico.

    - Dependerá mucho de la persona y del tiempo que le dediquemos a entrenar, pero conviene empezar con un rodaje introductorio de 20 a 40 kilómetros semanales de entrenamiento para evitar lesiones.

    Luego puedes pasar a rodajes de 40 a 70 kilómetros, e ir acercándote a los 90 kilómetros por semana si ya eres un corredor experto.

    - Finalizaremos con un periodo de competición donde disminuiremos las cargas de entrenamiento para buscar un estado de supercompensación que nos permita afrontar las carreras descansados y con garantía de éxito.

    Con estas indicaciones estarás preparado para enfrentarte a cualquier reto que te propongas.

    Y recuerda: sé realista en tus propósitos y entrena acorde a tu condición física, a tu tiempo y a la distancia de carrera.

    Espero que este artículo te haya servido de ayuda para preparar tu primera carrera de larga distancia.

    Estoy seguro de que lo lograrás.

    Bibliografía:

    -García, J. Navarro, F. Legio, J. Vitoria M,.(2006). La resistencia. Granada Sport Books

    -Weineck, J. (1994). Fútbol total. Entrenamiento físico del futbolista. Paidotribo. Barcelona

    -Zint , F (1991) Entrenamiento de la resistencia. Fundamentos, métodos y dirección del entrenamiento. Editorial Martínez Rosa. Barcelona.

    ¡Compártelo si te ha gustado!

    Seguir a EL PORTAL DEL HOMBRE

    Jorge de Libano

    Buscar en la web

    Go to top