Como-vencer-el-desamor

Cómo proteger a tus hijos frente a los delincuentes sexuales

    Cómo proteger a tus hijos frente a los delincuentes sexuales © Depositphotos.com/Stevanovicigor

    En las últimas semanas, estamos asistiendo a diferentes intentos de rapto u agresión sexual a menores en diferentes puntos de nuestra geografía.

    Como es lógico, ello está despertando el miedo de muchos padres a la vulnerabilidad de sus hijos que se preguntan “¿Sabrán protegerse ante algo así?”

    Cómo proteger a tus hijos frente a los delincuentes sexuales

    Lo primero que conviene hacer a modo de protección es enseñar a los niños el concepto de privacidad.

    La naturalidad innata que muestran ante su cuerpo, que les lleva a ir desnudos sin ningún pudor, es muy sana y natural en la primera infancia.

    No obstante, a partir de los 4-5 años es importante ir dando pequeñas consignas que ayuden al niño a entender que nadie puede tocar ciertas partes de su cuerpo.

    Aprovechar las situaciones cotidianas

    Esto se puede hacer aprovechando las situaciones cotidianas.

    Por ejemplo, si el niño toca el pene de su padre o la zona genital de su madre se le puede advertir: “Cariño esa es una parte íntima de cada persona, no la debes de tocar, igual que nadie puede tocártela a ti”.

    Hijos-Como-proteger-a-tus-hijos-frente-a-los-delincuentes-sexuales2Se trata de aprovechar los momentos reales para que entienda lo que es privado en los demás y, sobre todo, en sí mismo.

    A medida que los niños crecen y ganan autonomía de movimientos pasan más tiempo fuera de la vista y el control de sus padres o cuidadores.

    A los 7 años, niños y niñas corretean sin descanso por los parques y jardines mientras los padres hacen lo que pueden por no perderles de vista.

    Es imposible llevar un control total, principalmente porque ya están en la edad de acudir a cumpleaños y fiestas en casa de otros amiguitos, lo que provoca que no siempre estén bajo la tutela de sus propios padres.

    Aquí es donde se hace necesario proveerles de herramientas de autoprotección.

    Nunca acompañar a extraños 

    La más básica y más obvia es la de nunca acompañar a ninguna persona extraña. Sea tentados por un caramelo, sea para ayudar, lo niños no deben irse con extraños.

    Esto debe quedarles muy claro a ellos. Deben ir en busca de un adulto conocido para que sea él quien ayude al otro adulto.

    Es importante a partir de los 7 años hablar con lo hijos y decirles que en el mundo hay gente mala.

    No hace falta ser muy explícitos

    Es un primer acercamiento a la cruda realidad de este planeta tan humanamente nefasto en muchos casos. “Esa gente mala puede raptarte”; basta con esta advertencia: no hay que dar más datos.

    Ser apartado de su familia por un extraño es suficientemente negativo para un niño así que no es necesario ahondar en detalles como la agresión sexual ni nada más.

    Para evitar agresiones y raptos el niño debe saber que ha de comunicar a sus padres cualquier intento de agresión física.

    Y en los casos más graves deberá gritar para asustar al agresor y correr hacia donde se encuentran el resto de los adultos.

    Es muy raro el rapto de menores, por lo que estadísticamente podemos estar muy tranquilos.

    No obstante, la precaución nunca está demás, así como la transmisión de ciertos recursos a los menores para que sepan actuar en casos como estos.

    Como-vencer-el-desamor

    ¡Compártelo si te ha gustado!

     

    Banner-horizontal-articulos-Manuel

     

     

    Go to top