Ayuda a tu hijo a empezar bien el curso

    Ayuda a tu hijo a empezar bien el cole Fotografía Manuel Bono http://www.bonofotografia.com

    ¿Tu hijo ha empezado el colegio y quieres que lo haga con buen pie? ¿Quieres que se ponga las pilas ya para que luego no “le pille el toro”?

    En las siguientes líneas intentaremos enseñarte a que ayudes a tu hijo a empezar bien el curso que comienza ahora.

    Ayuda a tu hijo a empezar bien el curso

    En primer lugar, es importante que no presiones excesivamente a tu hijo. No le instigues constantemente a que se ponga a estudiar, recordándole que se ha acabado el verano, que si no se pone ya a trabajar no sacará el curso…

    No obstante, sí que es necesaria una atención por tu parte: dedica tiempo a interesarte por sus deberes, por lo que tiene que hacer; averigua qué asignaturas tiene, cuáles le gustan más, cuáles le cuestan más, en qué le puedes ayudar…

    Y en esta línea entra el papel de la motivación. Es muy improbable que tu hijo quiera ponerse a estudiar y a trabajar varias horas al día desde principios de septiembre (y si es así, ¡enhorabuena!).

    Lo lógico es que le cueste y no le apetezca, y ahí es donde entra tu colaboración.

    Lo primero es que entiendas a tu hijo: igual que puede que a ti no te apetezca ir a trabajar en septiembre, a él tampoco le apetece estudiar, así que muéstrale esta comprensión para empatizar con él.

    Ponle tu ejemplo y explícale que, si desde el principio os esforzáis por trabajar, luego os costará menos acabar y tendréis ya mucho hecho.

    La importancia de planificar un horario

    Es necesaria también una buena planificación, que no puede llevarse a cabo sin un horario bien construido.

    Lo ideal sería que, todas las tardes después de las clases, tu hijo dedicase un par de horas más al repaso de lo visto ese día en la escuela, así como a los deberes que tenga.

    Como esto al principio va a ser complicado, tendrás que seguir motivándole para que cumpla con sus tareas, animándole a hacerlas para así poder tener más tiempo libre al terminar.

    Incluso puedes decirle que, si cumple durante la semana, podrá tener todo el fin de semana libre. También tienes que darle, sobre todo al principio del curso, algunos descansos entre momentos dedicados al estudio.

    Si trabaja durante una hora, es importante que se tome un descanso de unos 15-20 minutos para que su rendimiento sea mayor.

    Además, es importante saber a qué dedicarle el tiempo; es decir, si le preguntas qué ha hecho hoy en el colegio y qué deberes tiene, podréis clarificar las tareas que ha de realizar esa tarde.

    Obviamente, es también necesaria una aportación tuya, por ejemplo ayudándole con algo que no sepa hacer (pero dándole confianza para que haga por sí mismo lo que sí sabe) y comprobando después que ha cumplido con lo estipulado.

    Recompénsale por el trabajo bien hecho

    Por último, también es fundamental establecer unas recompensas por el trabajo que haga, sobre todo al principio, pues es cuando más le va a costar.

    Decide unos “premios” que sean acordes y justos al trabajo que haya realizado es decir, si una tarde tiene que hacer deberes, puedes decirle que, si los hace, luego tendrá el tiempo que acordéis para jugar, ver la televisión o jugar con sus amigos.

    Comprométete a cumplir ese acuerdo, porque a tu hijo le servirá como punto motivador y para ti será una forma de acercarte a él.

    Implícate en lo que hace, sé firme sin llegar a agobiarle y motívale y recompénsale mucho al principio.

    Así, tu hijo tendrá puesta la primera piedra para realizar un buen curso.

     

    Como-vencer-el-desamor

    ¡Compartir es vivir!

     
     

     

     

    Go to top