Gestionar las emociones negativas del desamor: la frustración Destacado

    Gestionar las emociones negativas del desamor: la frustración

     

    La expectativa es la madre
    de toda frustración.

    Antonio Banderas

     

    La frustración aparece en nuestras vidas cuando no conseguimos realizar nuestros proyectos, sueños y deseos. Nos sentimos frustrados cuando nos vemos limitados externamente para conseguir aquellos objetivos en los que habíamos invertido esfuerzo, ilusión y expectativas. Por ejemplo, nos frustramos intensamente cuando una pareja nos abandona, o cuando, tras repetidos intentos, no conseguimos encontrar el amor.

    Algunas personas, en función de su personalidad, son más susceptibles de caer en esta emoción de frustración, mientras que otras son más resistentes. La frustración mal llevada puede derivar en ansiedad, rabia, depresión, angustia, ira o incluso pensamientos autodestructivos.

    Algunas formas de gestionar la frustración:

    1.- Busca un plan B. Canalizar tu energía hacia nuevas metas te ayudará a superar la frustración.

    2.- Trabaja la aceptación. Aceptar y vivir felizmente la vida supone reconocer que las cosas no siempre ocurren cuando queremos y de la forma que queremos. Asume que hay cosas en la vida que escapan de tu control.

    3.- Ten presente que de tu frustración puede nacer el impulso para hacer de tu vida algo mejor, y ser la mejor versión posible de ti mismo.

    4.- Reconoce que la perfección no existe. Ser absurdamente exigente contigo mismo da lugar a la frustración, pues esas exigencias paralizan tu productividad y tu capacidad de ser creativo.

    5.- Canaliza tu frustración realizando acciones positivas (hacia otras personas, hacia el medioambiente, hacia los animales…).

    6.- Cuando te sientas frustrado intenta no tomar decisiones precipitadas, ya que seguramente estarán sesgadas de forma indeseable por tu emoción.

    7.- Aprovecha esta experiencia como una oportunidad para entrenar tu tolerancia a la frustración, que te será de gran utilidad para otros conflictos a los que te enfrentes en el futuro.

    Seguir leyendo:

    Gestionar la ira

    - Gestionar la culpa

    Gestionar el resentimiento

    Gestionar el miedo

    Gestionar la confusión

    Ejercicio para sanar tus emociones negativas

     

    Go to top