Gestionar las emociones negativas del desamor: el miedo Destacado

    Gestionar las emociones negativas del desamor: el miedo

     

    No hace falta conocer el peligro para tener
    miedo. De hecho, los peligros desconocidos
    son los que inspiran más temor.

    Alexandre Dumas

    Durante una experiencia de desamor, el miedo es una emoción que, de forma casi segura, estará presente. Sentir miedo es algo muy normal; además, es una emoción totalmente instintiva. El miedo nos ha ayudado a lo largo de nuestra evolución a detectar peligros y protegernos de ellos. Si no tuviéramos miedo, no tendríamos precaución de nuestros actos y probablemente no seguiríamos vivos. Por tanto, los miedos realistas son útiles y necesarios.

    Sin embargo, la mayoría de nuestros miedos son fantasmas mentales infundados que nos generan malestar y conflicto sin demasiada utilidad. Aun así, lo mejor es que los reconozcas y te los permitas. Algunos de los miedos habituales del desamor son el miedo a la soledad, el miedo al cambio, el miedo a lo desconocido, el miedo al fracaso, el miedo al futuro e incluso el miedo a amar.

    Formas de ayudarte a gestionar el miedo:

    1.- Pregúntate: ¿A qué tienes miedo? Analiza tus miedos y alíate a ellos. Valora hasta qué punto son realistas.

    2.- Pon un nombre a tu miedo. Ésta es una forma de reconocerlo y aceptarlo, dándole el lugar en tu vida que le corresponde.

    3.- Hazte la siguiente pregunta: Si no tuvieras miedo, ¿qué harías?

    4.- Descubre cuál es la influencia de tus miedos sobre tu comportamiento. ¿Qué dejas de hacer a causa del miedo? ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

    5.- No permitas que el miedo te paralice. Si huyes de aquello que temes y lo evitas constantemente, nunca podrás demostrarte que sí eras capaz de superarlo.

    6.- Trabaja tus inseguridades (todos las tenemos) y tu autoestima.

    7.- Recuerda situaciones pasadas en las que hayas tenido miedo a algo y lo hayas superado (por ejemplo, una entrevista de trabajo complicada, exámenes, situaciones tensas…).

    Seguir leyendo:

    Gestionar la ira

    - Gestionar la culpa

    Gestionar el resentimiento

    Gestionar la confusión

    Gestionar la frustración

    Ejercicio para sanar tus emociones negativas

     

    Go to top