Irene Rodrigo Martínez

Periodista. Directora de contenido y coordinadora de áreas en EPDH.

Directora del proyecto "Somniarte" en  http://thinkbigjovenes.fundaciontelefonica.com/proyectos/somniarte

Trainer en técnicas de presentación y liderazgo.

Practitioner y Máster en Programación Neurolingüística (PNL).

Estudiando Arte Dramático en la Escuela Superior de Arte Dramático de Valencia.

RRSS Facebook   RRSS Twitter   RRSS Linkedin   RRSS Google

Estás soltero. Quizá vives solo. Desde luego, tienes más posibilidades de disfrutar en solitario de tu tiempo libre que aquellos que son padres.

Si en “Dedícate unos minutos diarios solamente a ti” te animaba a realizar actividades tranquilas y creativas de forma individual, en el presente artículo te propondré que dediques alguna de esas horas libres diarias a un objetivo concreto: convertirte en un experto en lo que tú elijas.

Tras revisar nuestras creencias con respecto a la crisis y después de convencernos de que merecemos un trabajo y de que la actitud es determinante para conseguirlo, por fin hemos alcanzado el escalón definitivo.

Es en él donde tendrás que desplegar todo tu inventario de recursos e ingenios para obtener el empleo que quieres.

El capitalismo ha cansado a muchos. Hemos tardado algunas décadas hasta darnos cuenta de que este sistema, en el que el dinero se sitúa en la base de cualquier motivación, no nos trae la felicidad a la que todos, como seres humanos, aspiramos.

Nuevas teorías proponen modelos económicos más ecológicos y conscientes, en los que las personas, y no la riqueza, son las protagonistas.

En un artículo anterior hemos hablado de lo útil que resulta revisar nuestras creencias respectivas a la crisis y a la economía antes de emprender la tarea de buscar empleo.

Si nos hemos aplicado con ello, ahora es momento de pasar a la segunda fase: vamos a reflexionar sobre qué es el trabajo para nosotros y con qué actitud lo recibimos, y sobre qué tipo de empleo queremos conseguir.

Fuga de cerebros, depresión, pesimismo… Éstos son algunos de los conceptos que nos vienen a la mente cuando leemos o escuchamos esa palabra que, desde hace ya unos años, ocupa un lugar protagonista en los medios de comunicación: crisis.

Sin embargo, hay sobre todo un vocablo, corto pero rotundo, ante el que dudamos de nuestro futuro, nos asustamos y nos paralizamos: paro.

Página 3 de 4

Buscar en la web

Go to top